Pintura el arte de las formas, las texturas y los colores

La pintura es una de las expresiones más antiguas de las bellas artes. Su origen se rastrea en las pinturas rupestres diseminadas por todo el planeta y que se mantienen vigentes como obras de arte.

En las artes visuales, la pintura es una de las disciplinas tradicionales, junto con el dibujo, el grabado y la escultura.

A su vez, la pintura forma parte de las 7 bellas artes o formas de manifestación artística, siendo ellas: la pintura, la escultura, la literatura, la música, la danza, la arquitectura y el cine.

Qué es Pintura:

La pintura es una manifestación artística de carácter visual que se sirve de un conjunto de técnicas y materiales para plasmar, sobre una superficie determinada, una composición gráfica según ciertos valores estéticos.

La pintura conjuga elementos de la representación plástica como las formas, los colores, las texturas, la armonía, el equilibrio, la perspectiva, la luz y el movimiento. De esta manera, busca transmitir al espectador una experiencia estética.



Como técnica o disciplina, la pintura consiste en aplicar sobre una superficie determinada (tela, papel, madera, cerámica, metal) una serie de pigmentos para componer con formas, colores y texturas el sentir del artista.

Por otro lado, como pintura también puede denominarse el color preparado para pintar cualquier tipo de superficies como, por ejemplo, la pintura para interiores, para carros, para piscinas o para madera.

La palabra pintura puede ser usada para referirse a una descripción o representación viva y detallada de personas o cosas valiéndonos de la palabra como, por ejemplo: “Me hizo una pintura de la mujer que vino y, según su descripción, no puede ser otra que Leticia”.

Corrientes artísticas

Las obras de arte se agrupan en corrientes artísticas que son determinadas por su período histórico y, al mismo tiempo, por las técnicas, formas e ideas que caracterizan las pinturas de dicho movimiento o escuela.

En este sentido, a través de la historia del arte, podemos encontrar pinturas asociadas, por ejemplo, al impresionismo como Impresión Sol Naciente de Claude Monet, a las corrientes del vanguardismo como: Guernica de Pablo Picasso del cubismo, La columna partida de Frida Kahlo del surrealismo, No. 17a de Jackson Pollansky del arte abstracto o abstraccionismo, entre otros.

Materiales y técnicas

Los materiales o técnicas empleadas determinan cómo denominamos una pintura u obra de arte como, por ejemplo, La creación de Adán de Miguel Ángel es una pintura al fresco, La noche estrellada de Vincent Van Gogh es una pintura al óleo.



Las técnicas también definen el tipo de pintura como el uso del collage en el dadaísmo, el uso del puntillismo en el post-impresionismo, entre muchos más.

Pinturas Famosas y sus autores

El nacimiento de Venus (1486), de Sandro Boticelli.

El nacimiento de Venus es un cuadro realizado por el pintor renacentista Sandro Botticelli, una de las obras cumbre del maestro florentino y del Quattrocento italiano. Está ejecutado al temple sobre lienzo y mide 278,5 cm de ancho por 172,5 cm de alto.

La creación de Adán (1511), de Miguel Ángel Buonarroti.

La creación de Adán es un fresco en la bóveda de la Capilla Sixtina, pintado por Miguel Ángel alrededor del año 1511. Ilustra uno de los nueve episodios del Génesis representados allí por el artista toscano, ​ en el cual Dios le da vida a Adán, el primer hombre.

La Gioconda (1517), Leonardo da Vinci.

El Retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, ​más conocido como La Gioconda o La Mona Lisa, es una obra pictórica del polímata renacentista italiano Leonardo da Vinci. Fue adquirida por el rey Francisco I de Francia a comienzos del siglo XVI y desde entonces es propiedad del Estado Francés.

La ronda de noche (1642), de Rembrandt.

La ronda de noche o La ronda nocturna es el nombre por el que se conoce comúnmente una de las más famosas obras maestras del pintor neerlandés Rembrandt, pintada entre 1640 y 1642. Este cuadro es una de las joyas de la exposición permanente del Rijksmuseum de Ámsterdam, pinacoteca especializada en arte neerlandés.

La meninas (1656), de Diego Velázquez.

Las meninas o La familia de Felipe IV se considera la obra maestra del pintor del Siglo de Oro español Diego Velázquez. Acabado en 1656, según Antonio Palomino, fecha unánimemente aceptada por la crítica, corresponde al último periodo estilístico del artista, el de plena madurez.

El tres de mayo de 1808 en Madrid (1814), de Francisco de Goya.

El 3 de mayo en Madrid es un cuadro del pintor español Francisco de Goya terminado en 1814 que se conserva en el Museo del Prado.

La perla del mercader (1884), de Alfredo Valenzuela Puelma.

La perla del mercader o Marchand d' esclaves, es una pintura de 1884 considerada como una de las más importantes realizadas por el pintor chileno Alfredo Valenzuela Puelma.

La noche estrellada (1889), de Vincent van Gogh.

La noche estrellada es la obra maestra del pintor postimpresionista Vincent Van Gogh. El cuadro lo realizó en el sanatorio de Saint-Rémy-de-Provence, donde se recluyó hacia el final de su vida, a mediados de 1889, trece meses antes de su muerte. Van Gogh usó óleo humedecido y pinceles finos para realizar la obra.

El grito (1893), de Edvard Munch.

El grito es el título de cuatro cuadros del noruego Edvard Munch. La versión más famosa se encuentra en la Galería Nacional de Noruega y fue completada en 1893.​ Otras dos versiones del cuadro se encuentran en el Museo Munch, también en Oslo, mientras que la cuarta versión pertenece a una colección particular.

El beso (1908), de Gustav Klimt.

El beso es una obra del pintor austríaco Gustav Klimt y probablemente su obra más conocida. Es un óleo con laminillas de oro y estaño sobre lienzo de 180 x 180 centímetros, realizado entre 1907-08.​ Esta obra, que sigue los cánones del Simbolismo, es una tela con decoraciones y mosaicos sobre un fondo dorado.

La persistencia de la memoria (1931), de Salvador Dalí.

La persistencia de la memoria, conocido también como Los relojes blandos​ o Los relojes derretidos​ es un cuadro del pintor español Salvador Dalí pintado en 1931. Realizado mediante la técnica del óleo sobre lienzo, es de estilo surrealista y sus medidas son 24 x 33 cm.

Guernica (1937), de Pablo Picasso.

Guernica es un famoso cuadro de Pablo Picasso, pintado entre los meses de mayo y junio de 1937, cuyo título alude al bombardeo de Guernica, ocurrido el 26 de abril de dicho año, durante la guerra civil española.

El hombre controlador del universo (1933), de Diego Rivera.

El hombre controlador del universo, también conocido como El hombre en el cruce del camino, es un mural pintado por Diego Rivera para el Rockefeller Center pero repintado para el Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México.

Las dos Fridas (1939), de Frida Kahlo.

Las dos Fridas es un cuadro al óleo de Frida Kahlo pintado en 1939. Esta obra constituye un autorretrato doble de la artista en la cual se duplica su imagen a manera de espejo, y tomada de la mano; pero con diferente vestimenta.

El hijo del hombre (1964), de René Magritte.

El Hijo del Hombre es una pintura de 1964 hecha por el pintor surrealista de nacionalidad belga René Magritte, y su obra más conocida.​ Magritte lo pintó como un autorretrato. La pintura se compone de un hombre con abrigo, corbata roja y bombín de pie delante de un muro. Más allá se ve el mar y un cielo nublado.

Una familia (1989), de Fernando Botero.

El cuadro que mide 234 por 196 centímetros y es un óleo sobre sobre tela. Representa a Joachim Jean Aberbach (productor de música y mecenas de pintores contemporáneos) y su familia.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario