Robert Musil

Biografía

Musil nació el 6 de noviembre de 1880 en Austria. Pertenecía a una familia de la baja burguesía, Sin embargo sus padres se empeñaron en que recibiera una educación prolífica como algunos de sus familiares que lograron posicionarse dentro de algunas esferas públicas. Musil a pesar de los esfuerzos de sus padres no sentía mucho placer por los estudios, constantemente se metía en problemas. Por eso sus padres lo internaron en un colegio militar. Las experiencias dentro de ese lugar darían como resultado su primera novela Las tribulaciones del estudiante Törless. Posteriormente, ingresó a Escuela Técnica Superior, donde estudió ingeniería mecánica, y fue durante algunos años ayudante de mecánica en el Politécnico de Stuttgart.

A la par que trabajaba como ingeniero y daba clases de ingeniería escribía su primera novela. En 1906 tuvo tanto éxito Las tribulaciones del estudiante Törless que se granjeó un puesto como bibliotecario y editor en una revista. Viendo su éxito se animó a dejar la docencia para dedicarse de lleno a las letras, y sus labores como bibliotecario y editor. De este proceso dio como resultado su obra de 1911 titulada Uniones. A los pocos años estalló la Primera Guerra Mundial y Musil sirvió como oficial durante la guerra y alcanzo el grado de coronel.



Durante el periodo entre guerras Musil trabajó en el Ministerio de Asuntos Exteriores austríaco como redactor. Cuando la Segunda Guerra Mundial estalló, Musil se exilia en Suiza, por un lado por su aborrecimiento por el Nazismo y por otra parte por el origen nacional de su esposa. Durante su exilio trabajo incansablemente en su obra El hombre sin atributos, no obstante vivió en miseria económica sus último años de vida, su apoyaba en su esposa y en algunos amigos que lo ayudaban de manera anónima. Robert Musil murió el 15 de abril de 1942 a la edad de 61 años en Suiza a causa de un infarto cerebral.

El hombre sin atributos

Es la obra más importante de Musil, sin lugar a dudas. Es una de las obras más importantes de la literatura alemana. Sin embargo, el autor la dejó inconclusa. En esta obra hay un sin fin de elementos valiosos estilísticos. La obra esta plagada de las reflexiones filosóficas y políticas alrededor del Imperio Austriaco y su inevitable decadencia que pudo obervar el autor, aunado a esto un sin fin de aforismos que revelan el pensamiento sublime del autor. Y de fondo la complejidad de los personajes, que poco a poco los va desgranando y presentando para mostrar que tan vivos están. Haciendo gala de una amplia variedad de caracteres, pensamientos y conocimiento de la condición humana.

La novela tiene por personaje eje a Ulrich, un hombre, aristócrata, que no ha logrado cuajar su vida en ninguna área, gusta de la vida fácil y de las mujeres. Es un hombre que llegando a una edad más madura se ve en la necesidad de entrar al servicio político y así empieza la historia. Ulrich se ve envuelto en historias de conspiración política. Sus amigos van a socorrerlo con sus opiniones y su presencia. También se verá envuelto en dramas amorosos ya que su personalidad así se lo exige, es un hombre que no puede estar sin buscar una mujer para recibir sus favores, no importa si es casada, comprometida o soltera.

Otro factor importante dentro de la obra de Musil son los micro relatos que hay dentro de la misma novela. Aquí puedes escuchar uno titulado La portuguesa.

  • Las tribulaciones del estudiante Törless

    La primera novela de Musil está basada en la vida de un estudiante que comienza a enterarse de cómo funciona el mundo y las relaciones sociales. La Novela comienza cuando Törless es internado. En un inicio el joven está renuente a la experiencia de vivir en un internado militar, no desea dejar a su madre y a su familia.

    Sin embargo conforme va conociendo a sus compañeros empieza a adaptarse a la vida del internado. Fraterniza con unos chicos mayores que lo llevan a instruirse en el arte del juego, la bebida y las prostitutas. También tiene un rival, un compañero de marcada homosexualidad con el que tiene unos roces homosexuales que le provocan un animadversión y un sadismo contra el joven, en grupo lo hostigan y le hacen pasar de los peores horrores posibles. Estas experiencias es lo que forma el carácter, según nos deja ver el autor.

    Obras

    • Los extravíos del colegial Törless o Las tribulaciones del estudiante Törless
    • Los alucinados
    • Ensayos y conferencias
    • Diarios
    • Tres mujeres
    • Prosa temprana y obras póstumas publicadas en vida
    • Sobre la estupidez
    • El hombre sin atributos

    Frases

    1. No me interesa la explicación real de los acontecimientos reales. Tengo una pésima memoria. Por lo demás, los hechos son siempre intercambiables. Me interesa el momento imaginativo, quiero decir: lo fantasmal de los acontecimientos.
    2. Un hombre que quiere la verdad se hace científico; un hombre que quiere dar libre juego a su subjetividad se hace, posiblemente, escritor; pero, ¿Qué debe hacer un hombre que quiera algo de intermedio entre los dos?
    3. Se había acostumbrado a depositar esperanzas en descubrimientos misteriosos y extraordinarios, y por eso se había metido por los callejones estrechos y retorcidos de la sensualidad. No por una perversión, sino movido por una situación espiritual todavía desprovista de meta.
    4. Porque sólo los locos, los desequilibrados y los maniáticos pueden resistir largo tiempo al fuego del entusiasmo; el hombre sano debe contentarse con declarar que, sin una chispa de este misterioso fuego, la vida no vale la pena vivirse.
    5. La realidad siente un deseo absurdo de irrealidad.
    6. ¿Progreso? -contestó Hans Sepp por todo lo alto-. ¡Piense usted en los hombres que tuvo la humanidad hace cien años, antes de que se diera el progreso: Beethoven, Goethe, Napoleón, Hebbel!
    7. El peligro lo había arrojado en medio del torbellino de la realidad.
    8. Y así, Diotima quedó contagiada por la misma melancolía de Arnheim, la cual llegó al final a resultarle un placer halagüeño, bello, triste y casi sensual.
    9. El peligro lo había arrojado en medio del torbellino de la realidad.
    10. A las ciudades se las conoce, como a las personas, en el andar.
    11. En lo inestable tiene el futuro más posibilidades que en lo estable, y el presente no es más que una hipótesis, todavía sin superar.
    12. No habría despreciado a un ser así por el solo hecho de ser un libertino, sino por el hecho de no ser nada mejor.
    13. Nos lanzamos de rodillas en el subsuelo del tiempo y creemos pertenecer al presente.
    14. Ahora no sé nada de enigmas. Las cosas suceden; he aquí la suprema sabiduría.
    15. La verdad era más romántica de cuanto los curiosos se podían imaginar.
    16. Con la sola inteligencia no se puede ser moral ni hacer política. La inteligencia no basta.
    17. Usted quiere que yo posea cualidades que no puedo tener, y hacer cosas que me son imposibles de alcanzar.
    18. Al fin se apoderaba de su ser una furia impotente, como la que ataca al bebedor privado de su botella.
    19. La muerte no nos es tan ajena como tú crees. Morimos diariamente..., en el sueño profundo, sin visiones.
    20. Todas las explicaciones empíricas son ilusorias y no salen del círculo de los conocimientos inferiores, perceptibles a los sentidos.

    Quizás te pueda gustar

    Deja un comentario