El Museo de Bellas Artes

El Museo de Bellas Artes fue inagurado el 29 de septiembre de 1934 por el presidente Abelardo Rodríguez. Con sus característicos estilos ArtNouveau y ArtDecó del arquitecto italiano Adamo Boari. Su construcción se planeó para 4 años, pero duró 30 y estuvo en el programa de Porfirio Díaz el cual buscaba la forma de embellecer a la ciudad y como presidente de la República, colocó la primera piedra del Nuevo Teatro Nacional el 12 de Abril de 1905. Para el año de 1987 la UNESCO lo declara Monumento Artístico. Fue principalmente construido con mármoles blancos en el exterior, mármoles de colores en el interior, y sus cimientos fueron forjados a base de concreto y acero, pero debido a lo pesado del mármol, el Palacio se está hundiendo más rápido que el resto de la CDMX esto es más notorio en los costados y en la parte posterior. Cuenta con una altura de 52 Metros hasta el espiral.

El escenario de su sala principal, a la cual le caben 2 mil 257 personas, mide 24 metros de largo. Consta de diversas esculturas externas e internas. Las esculturas de la fachada representan las bellas artes y son realizadas con mármol de Carrara, fusiones entre los antiguos seres prehispánicos y figuras clásicas, todas estas realizadas por Leonardo Bistolf, algunas más se reúnen como serpientes, coyotes, máscaras y águilas realizadas por Gianetti Fiorenzo. Cuenta con un telón único en el mundo que lleva plasmada la imagen de los volcanes nevados Popocatépetl e Iztaccíhuatl, pesa 24 toneladas y fue elaborado por la casa Tiffany de Nueva York, con un millón de piezas de cristal opalescente y diseñado por el Dr. Atl.

La construcción del llamado Palacio de Bellas Artes se da al final del mandato del Gral. Porfirio Díaz ya que el militar y Presidente en ese momento deseaba un monumento digno de la conmemoración del Centenario de la Independencia de México pero el estallido de la Revolución Mexicana atrasó la inauguración hasta el año de 1934, el proyecto inicial de 1904 estuvo a cargo del italiano Adamo Boari, durante el tiempo de inestabilidad el proyecto se vio truncado en varias ocasiones siendo hasta 1931 que el entonces Presidente Abelardo L. Rodríguez encargó al arquitecto Federico Mariscal su culminación. Las dimensiones alcanzan los 42 metros hasta el techo y 53 hasta la espiral, son 4 pisos en los que destacan la ornamentación Art Noveau y Art Decó, la fachada del edificio está construida con Mármol de Carrara y la porción del techo que cubre la zona central del edificio está construido con cristal biselado.

En septiembre de 1934, el presidente Abelardo Rodríguez inauguró formalmente el Palacio de Bellas Artes. Como parte de los festejos de apertura de este magno inmueble que debía dar cabida a todas las expresiones artísticas y culturales, dos meses después fue abierto el Museo de Artes Plásticas con la finalidad de mostrar y dar a conocer tendencias artísticas nacionales e internacionales, concretándose así uno de los proyectos más ambiciosos de la elite cultural posrevolucionaria. El Palacio de Bellas Artes es una edificación del Siglo XIX que muestra elementos Neoclásicos y propios del Art Noveau en su exterior, al interior resalta el diseño Art Deco y en algunos de sus muros están presentes los trabajos de Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.



La relación de los hechos del pasado con los del presente y el futuro. El punto importante que tiene el estudio de la historia es el encontrar la vinculación que tienen los hechos del pasado con lo que nos ocurre en el presente. Dado a que cada sociedad tiene diferentes visiones del mundo, van a tener diferentes formas de afrontar los retos que les presenta su entorno, por lo que dichos acontecimientos como fenómenos naturales o las relaciones con otros grupos humanos tendrán impactos diferentes según las tradiciones y costumbres que tiene cada pueblo. Esto va a ser que la historia de cada pueblo tenga sus diferencias, pero no quita que las soluciones que tengan compartan ciertas características en común, ya sean con sociedades vecinas o de otras latitudes pero con circunstancias similares. Ciertos retos se pueden manifestar de forma constante en determinados lugares, por lo que el estudio del pasado nos puede ayudar a afrontarlos sin los costos negativos que tuvieron cuando se afrontaron por primera vez, esto sin perder de perspectiva que cada época tiene circunstancias diferentes, por lo que estas soluciones hay que matizarlas con las ventajas y desventajas de nuestro tiempo. Esto se ve reflejado en uno de los murales insignias de Bellas Artes: “el hombre controlador del Universo”, obra de Diego Rivera.

Sabias Que

Inaugurado bajo el nombre de Museo de Artes Plásticas, el 29 de noviembre de 1934, fue el primer museo de arte en México, es decir, el primer recinto cultural dedicado a exhibir objetos artísticos para su contemplación. En su acervo se incluían piezas desde el siglo XVI hasta los murales de 1934 de Diego Rivera y José Clemente Orozco, así como una sala de escultura mesoamericana, otra de estampa mexicana y un Museo de Arte Popular, que albergaba la colección de Roberto Montenegro, el Museo del Palacio de Bellas Artes actualmente exhibe de forma permanente 17 obras murales de siete artistas nacionales ejecutadas entre 1928 y 1963.

Salas del Museo de Bellas Artes

Durante todo el año el Museo Nacional de Bellas Artes exhibe una selección de obras de entre las más de cinco mil piezas que componen su colección y que conforman el patrimonio artístico de la nación. Las obras de distintos soportes y materialidades, corresponden a autores nacionales y extranjeros de diferentes periodos de la historia del arte. Esta exposición permanente se divide en las siguientes salas que resguardan importantes elementos artísticos de diferentes épocas históricas y de un gran número de artistas de todo el mundo:

  • Sala Nacional
  • Sala Diego Rivera
  • Sala Gonzáles Camarena
  • Sala David Alfaro Siqueiros
  • Sala Rufino Tamayo
  • Sala José Clemente Orozco
  • Sala Paul Westheim

Ubicación

El Palacio de Bellas Artes se encuentra ubicado en la explanada de la Alameda Central a tan solo unas cuadras del Centro Histórico de la Ciudad de México, para llegar en transporte público se puede arribar a la estación del metro Bellas Artes de la línea 8 del sistema colectivo, si se prefiere, desde la explanada del Zócalo a la que se arriba por el mismo medio pero en la estación del mismo nombre de la línea 2, se puede llegar a Bellas Artes después de caminar alrededor de kilómetro y medio por la histórica calle de Madero

Costo y Horario

Costo: Entrada de martes a domingo: $65 + $30 uso de cámara

Horario: Martes a Domingo de 10 am a 5 pm

Visita Virtual

Este museo cuenta con la opción de visita virtual puedes hacer clic aqui para visitar

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario