Muralismo Mexicano

Este movimiento artístico en México vio sus inicios a mediados del Siglo XX justo después del movimiento de Revolución Mexicana y cobijó a un grupo de intelectuales que buscaban en sus obras retratar y criticar los pasajes de una turbulenta historia Nacional. José Vasconcelos contactó al que se considera el padre del muralismo mexicano: Gerardo Murillo conocido en el medio artístico como Dr. Atl para iniciar la decoración de edificios públicos y mostrar con ello algo de su historia y pasado a un pueblo que en esas épocas sufría de un alto índice de analfabetismo, debido a esto se eligió la cultura visual para educar y generar un sentimiento de pertenencia entre un pueblo sumido en la ignorancia. El primer grupo de muralistas fue reclutado por Murillo para fundar el Centro Artístico de la Ciudad de México en la década de 1930 y sin saberlo, daría paso a la llamada “Divina Trinidad del Muralismo Mexicano” ya que entre los jóvenes artistas se encontraban Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.

La tradición de los muralistas mexicanos se mantuvo cerca de cincuenta años siendo uno de sus últimos grandes exponentes Juan O’Gorman cuya obra más importante es la creada para decorar la Biblioteca Central de Ciudad Universitaria, la etapa de oro de este movimiento se vivió entre la década de 1920 y se extendió hasta 1950 donde se vieron las obras más importantes de este movimiento, uno de los lugares con mayor variedad de murales en México es la Ciudad Universitaria (campus central de la Universidad Nacional Autónoma de México) donde diferentes exponentes del muralismo plasmaron bellas obras que ilustran los muros de los edificios centrales de la UNAM.

ESTADIO OLÍMPICO UNIVERSITARIO

Título: La Universidad, la familia y el deporte en México.

Autor: Diego Rivera.

Técnica: Relieve Policromado: altorrelieve en Piedras de colores naturales

Año: 1954

Ubicación: Fachada Oriente Estadio Olímpico Universitario.

El estadio fue construido por los arquitectos Augusto Pérez Palacios, Raúl Salinas Moro y Jorge Bravo Jiménez, donde Diego Rivera realizo el mural, cuya técnica fue la del relieve policromado. El proyecto original de Rivera del año 1952 para el estadio de Ciudad Universitaria consistía en la construcción de un gran relieve que abarcaría el largo perimetral y en el que pretendía integrar un tema nacionalista, el cual sería México Prehispánico y México Moderno, representados por medio del deporte y unidos a través de la universidad la paz y la familia. El proyecto no pudo llevarse a cabo en su totalidad, solo se realizó la parte central de la fachada oriente. La técnica empleada en el único tramo realizado fue la de alto relieve cubierto con padecería de piedras colores y texturas naturales. El tema representado es el escudo universitario con el cóndor y águila que posan sobre el nopal. Sus alas extendidas cobijan a un hombre y mujer que unen sus manos en el hijo mestizo a quien dan la paloma, símbolo de la paz. En los extremos del escudo aparecen dos figuras, un atleta masculino a la izquierda y a la derecha una deportista femenina, encienden la antorcha del fuego olímpico. Finalmente en la parte inferior se encuentra la representación de Quetzalcóatl con incrustaciones de mazorcas de maíz.

RECTORÍA ESCUDO UNAM

José Vasconcelos, como rector en 1920, expresó la importancia de acabar con la opresión y los cruentos enfrentamientos de antaño, los campos de batalla serían los de la cultura y la educación para lograr una nueva época en el país en la que los mexicanos tengan presente la necesidad de fusionar los pueblos y la cultura a partir de los factores espirituales, la raza y el territorio, plasmando la unificación de los iberoamericanos.



Estos elementos quedaron plasmados en el Escudo Universitario, representado por el águila mexicana y el cóndor andino apoyado en una alegoría de los volcanes y el nopal azteca, que protegen el mapa de América Latina, desde la frontera norte de México hasta el Cabo de Hornos.

El lema de la autoría de Vasconcelos, “Por mi raza hablará el espíritu” que acompaña al Escudo, señala la convicción de que la raza mística y espiritualmente elaborará una cultura de tendencias nuevas que conducirán su destino a convertirse en la primera raza síntesis del globo. La frase hace un llamado a “Nuestro continente nuevo y antiguo, predestinado a contener una raza quinta, la raza cósmica, en la cual se fundirán las dispersas y se consumará la unidad”.

BIBLIOTECA CENTRAL

Título: Representación histórica de la cultura

Autor: Juan O’Gorman

Técnica: mosaico de piedras naturales y vidrio en losas percolladas

Año: 1952

Ubicación: Biblioteca Central.

La biblioteca central cuyo concepto arquitectónico se debe a Juan O’ Gorman asi como a los arquitectos Martínez Velazco y Gustavo Saavedra. O’ Gorman propuso revestir el edificio con un gran mosaico de cuatro mil metros representativo de la cultura nacional. Para ello fue necesario recolectar piedras naturales en diez mil colores diferentes de diversas zonas del país, a fin de asegurarse que los colores resistirían a la intemperie.

Respecto a la iconografía en cada uno de sus cuatro muros que conforman la superficie del mosaico se desarrolla una temática diferente relacionada con la historia de México: en el muro norte la época prehispánica, en el muro sur el periodo virreinal desde la conquista y el mundo occidental, según las interpretaciones de Ptolomeo y Copérnico, y en los muros de oriente y poniente la época contemporánea a través de la Revolución Mexicana y la universidad.

Muro norte: El pasado prehispánico

Este lado del edificio corresponde al periodo precolombino, donde se encuentra presenta la dualidad de la vida y la muerte. El mural representa una mezcla y variedad de elementos míticos que hacen referencia a la cultura mexica.

Del lado izquierdo del mural aparecen deidades y escenas asociadas al principio creador de la vida separadas por dos corrientes acuáticas. En la esquina superior el sol y debajo la figura de Tlaloc un poco más arriba se encuentra Quetzalcóatl. También en esta sección del mural quien domina la imagen es Tlazoltleotl diosa de la tierra, circundada por el jaguar símbolo de la noche y el águila que simboliza el sol. A un costado de esta, en el interior de un templo se distingue la deidad masculina asociada con la luna y la fertilidad.



En la contraparte se encuentra la representación de la muerte. Apareciendo el símbolo lunar que muestra un conejo en su centro, abajo esta Chalchiuhtlicue diosa del agua y frente a ella la hoguera en la cual se consume su hijo sacrificado para dar vida a la luna. Junto a esta escena se encuentra Tezcatlipoca principio creador y señor de los hechiceros. En la parte central de esta sección entre las dos corrientes lacustres se encuentra la dualidad de Mictlantecuthli-Quetzatlcoatl. En la parte inferior se puede encontrar imágenes de guerrero, esta sección complementa el pasaje del sacrifico humano.

Muro Sur: El pasado Colonial

Este espacio aborda el periodo virreinal y el carácter dual de la conquista, el aspecto piadoso y espiritual del misionero ante la conquista violenta. Ambos lados del mural regida por los grandes círculos que aluden a Ptolomeo y Copérnico y sus teorías de los sistema geocéntrico y heliocéntrico como representaciones de Europa. La parte izquierda de mural se refiere a la conquista espiritual y en el contorno aparecen símbolos relaciona en la evangelización y la caída de la cultura indígena. Abajo la figura de Cuauhtémoc que simboliza la derrota de la cavilación mexica, idea que se refuerza con la quema de códices.

La sección derecha del mural representa la conquista mediante las armas, diversa escenas reflejan los siglos del México colonial. En el centro del mural se encuentra un águila bicéfala que representa el escudo del imperio español donde aparecen las fechas del periodo colonial (1521-1821). De esta manera se representa la fusión de dos civilizaciones que intervinieron en la formación de la cultura mexicana.

Muro Oriente: el mundo contemporáneo

En este espacio se representa la dualidad de tradición y progreso, referida al progreso social de México (la ciudad y el campo). Se encuentra un figura prehispánica que lleva entre sus manos un martillo y una serpiente símbolos de trabajo y la civilización, arriba se observa el símbolo atómico fuente de poder y cultura y finalmente la resurrección de Cuauhtémoc, metáfora de la vigencia del pasado mexicano. Del lado izquierdo se pueden encontrar imágenes del México urbano y a la derecha del rural.

Muro Poniente: La Universidad y el México actual.

En este mural se expresa la cultura nacional, con la imagen de la actividad universitaria es decir el saber en sus relaciones con la sociedad y la vida productiva. En las secciones laterales se encuentran motivos estudiantiles y populares así como deportivos. En la parte superior del centro originalmente se encuentran símbolos de la física newtoniana, pero a petición de Carlos Lazo y Carlos Noboa, O´Gorman sustituyo su idea inicial por la representación del escudo universitario al que acompañan los símbolos BN y HN que se refieren a la Biblioteca y Hemeroteca Nacionales. En la azotea del edificio se encuentra un contenedor en el que pueden apreciarse unos guerreros con atributos de sabiduría representados por un libro abierto y figuras serpentinas.

Para llegar al Campus de Ciudad Universitaria puede arribar al Metro Miguel Ángel de Quevedo, al salir existe una base de microbuses que lo llevan directamente a la Torre de Rectoría donde al descender podrá observar los diferentes murales al caminar por l exterior de los edificios del Campus Central de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Tip

Como tip para disfrutar más del muralismo mexicano y sus principales exponentes se pueden visitar diferentes recintos que muestran una historia a través de sus muros pintados como Palacio Nacional, el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, el Palacio de Bellas Artes, el Edificio de la Secretaría de Educación Pública Y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (Centro SCOP)

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario