La mitología griega y la psique humana

Antes de que la humanidad encontrara respuestas a los fenómenos naturales en la ciencia, recurrió al a creación de mitos para dar explicación a estos fenómenos. En el caso de la mitología griega cada uno de los dioses explica partes de la condición humana (fenómenos psíquicos) o de lo que acontecía en la naturaleza (fenómenos físicos).

Los griegos, como Hesíodo, empezaron la construcción del mito desde lo primigenio y por ende abarcaron la explicación de los fenómenos básicos como la aparición del mar, la tierra, el día y la noche, etc. En estos primeros mitos se habla de uniones maritales entre titanes. Los titanes en la mitología griega son más grandes y poderosos que los dioses. Y los primeros eran Urano y Gea (la tierra). Juntos concibieron, entre otros, a dos importantes: Kronos y Rea.

Kronos, que hoy en día nos persigue incluso en el lenguaje con palabras como: cronológico, cronograma, cronometro, etc. hacen referencia a lo que era Kronos: el Titán del tiempo.



La inclusión de Kronos en la mitología es muy importante porque además de representar la voracidad del tiempo también es uno de los titanes que da origen a la vida. Su padre Urano era un titán tiránico que no dejaba ver la luz a sus hijos y los mantenía en el vientre de su madre, Gea.

Gea, con ayuda de su hijo Kronos castran a Urano y de la sangre que brotó de la herida surgen otros dioses y elementos de la naturaleza. En la parte de la castración hay diferentes versiones, algunas menos violentas que otras, pero lo importante es la referencia al conflicto edípico que es constante en la mitología griega. El incesto será un tema tratado constantemente en los mitos solo para demostrar que no termina bien.

Durante el reinado de Kronos todo era paz y anarquía. No había leyes que reprimieran a los habitantes y sus deseos, hasta que Kronos supo que igual que su padre, sería destituido por uno de sus hijos. Así es como empieza el mito del titán del tiempo que se traga a sus hijos. Rea que era la hermana y mujer de Kronos rescata a su hijo más pequeño Zeus y en su lugar le da una piedra para engañarlo.

Cuando Zeus crece rescata a sus hermanos y encierra a Kronos en el Tártaro, una parte aún más profunda que el Hades. Con Kronos y otros titanes fuera del mapa empieza la historia más popular que conocemos por Homero, Eurípides, y actualmente por películas, series y caricaturas.

Zeus junto con Poseidón y Hades se dividieron la tierra, Zeus se quedó con el Cielo, Poseidón con los mares y Hades con el inframundo. Ninguno podía intervenir en los dominios del otro. Dentro de la mitología esto lleva a muchas polémicas y conflictos entre todos los dioses y hombres. Como ejemplo está Deméter y Perséfone. Hades, que era tío de Perséfone se enamora de ella y la rapta cuando estaba recogiendo flores en el campo. Su madre Deméter indignada por la situación exige una solución a Zeus.



Al final de conflicto se decide que Perséfone que se había convertido en la Diosa del inframundo tendría derecho a pasar la mitad del año con su madre y la otra mitad con Hades. Con este mito los griegos explican el fenómeno físico de las estaciones. Cuando Perséfone se encuentra con Hades en el inframundo, Deméter -la diosa de la agricultura y la fertilidad- está triste por lo tanto aparece el otoño e inverno, y cuando su hija regresa a visitarla con ella vuelve la primavera.

La transmutación de la psique en la mitología

Dentro de este ciclo de cambio de poder que empieza con Urano, pasa a Kronos y de ahí a Zeus, se asocia a los cambios que experimenta el hombre. Cuando se llega a la edad adulta las personas se vuelven conservadoras y pasivas, sentimiento contrario al de la juventud que aspira al cambio y la revolución. Joseph Campbell resuelve este conflicto con “el camino del héroe”. En el análisis de Campbell se aprecia al héroe arrojado a una aventura para regresar con dones, convertirse en el nuevo gobernante de su nación o de una tierra prometida. Justo como pasa con el deseo de construcción de una familia propia o el cambio de poder en alguna etapa de la vida cotidiana.

Siguiendo a Campbell, el héroe al envejecer se convierte en el nuevo tirano. Como le pasa a Urano y Kronos. Como se dijo, se debe a que en la etapa adulta lo que menos desea el hombre es el cambio.


Además de Urano/Kronos/Zeus hay otros héroes griegos que pasan por el mismo camino del héroe.

Jasón

Este héroe tuvo muchos problemas a lo largo de su vida, aunque su conflicto más destacado fue el que retratan en películas como “Jasón y los argonautas”. En esta parte de la historia Jasón era un adolescente exiliado. Cuando cumplió 20 años regresó a su ciudad natal Yolco para exigir el trono que era suyo por derecho, pero si tío, Pelias, usurpaba su trono. Para poder acceder al trono debía completar la prueba de traer “el vellocino de oro”, una piel de un cordero muy raro que había salvado a una antepasado de Pelias.

Pelias pensó que Jasón no regresaría de esa empresa, porque para llegar al Cáucaso tenía que atravesar demasiados peligros como las Harpías, y el dragón que nunca dormía y protegía el vellocino. Jasón como muchos de los héroes mitológicos logró la proeza, consiguió una mujer (Medea) y obtuvo un reino propio.

Odiseo (Ulises)

La mitología y la literatura le tiene un lugar especial a este héroe, Homero fue el que describió su viaje en el título que lleva su nombre “La odisea”. Ulises fue uno de los principales héroes que ayudaron a Agamenón en la guerra de Troya. Fue el orquestador de la creación del caballo de Troya que logró infiltrar a los griegos en la ciudad de Troya para culminar con el sometimiento de la ciudad y la recuperación de Helena, la esposa de del hermano de Agamenón, Menelao. Después de la guerra de Troya todos se dirigen de vuelta a sus casa, es cuando la embarcación de Ulises se pierde y comienza la Odisea. Se dice que Ulises tardo 20 años en regresar a Ítaca.

El primer obstáculo que se le presentó fue cuando quedó varado en la isla de los cíclopes. Estuvo cautivo en la cueva de Polifemo, donde cada noche el cíclope sacrificaba a uno de los hombres de Ulises para cenar. Después de unos días Ulises ingenia un plan para poder escapar. Deja ciego al cíclope y escapa con su embarcación. Seguido de la isla de los cíclopes la embarcación se pierde en una tormenta y llega a la isla de Eea donde habitaba la diosa Circe. Durante mucho tiempo estuvo cautivo a las órdenes de la diosa, hasta que Circe se compadeció de él y le permitió irse de la isla. También tuvo que franquear el mar infestado de sirenas, donde tuvo que tapar con cera los oídos de sus hombres para evitar que fueran engañados por el canto de las sirenas y por lo tanto: devorados.

Ulises perdió el rumbo muchas ocasiones, tuvo que luchar, pedir el apoyo de otros héroes como Alcínoo y la diosa Atenea para poder regresar a Ítaca. Pero mientras Ulises sufría fuera en el océano, su hijo Telémaco y su esposa Penélope estaban lidiando con el conflicto de los pretendientes. Con la ausencia de Ulises se asumía que estaba muerto y varios pretendientes llegaron para ocupar su lugar. Penélope tenía que elegir a uno de los pretendientes, pero para retrasar la decisión decretó que primero tejería una tela, al terminar tomaría su decisión. Durante el periodo de espera los pretendientes se instalaron en las tierras de Ulises, consumían el ganado y eran déspotas con Telémaco y los siervos de Ulises.

Cuando Ulises llegó a Ítaca y se encontró con esta situación tuvo que acabar con los pretendientes que también ya estaban buscándolo para asesinarlo. Con ayuda de su hijo Telémaco y la diosa Atenea disfrazada de un consejero anciano lograron asesinar a los pretendientes y recuperar el trono de Ulises.

Teseo y el laberinto del minotauro

La historia de Teseo se remite a una época en la que los griegos estaban siendo acosados por los cretenses. Constantemente llegaban prisioneros de Grecia para ser sacrificados al minotauro que habitaba el laberinto. Teseo se embarcó para acabar con el minotauro, se hizo pasa por uno de los jóvenes que serían sacrificados en el laberinto. En su viaje conoce a Ariadna, a la cual le prometió matrimonio si sobrevivía al laberinto. Ariadna que se había enamorado de Teseo le decide ayudarle atando un cordón en la salida del laberinto para que Teseo pudiera regresar siguiendo el hilo.

Cuando Teseo derrota al minotauro y sale del laberinto había liberado a Grecia de Creta, elude la promesa a Ariadna, toma su embarcación de vuelta y al regresar se convierte en el Heredero al trono debido a que tenía que colocar una vela negra si su empresa tenía éxito, de lo contrario la vela negra izaría el barco. Teseo olvida colocar la bandera negra y su padre al ver que su hijo no regresaba no puede soportarlo y se arroja desde un risco hacia el mar. El que hoy lleva el nombre de este rey: Mar Egeo.

Algunos dicen que Teseo era joven e imprudente, otros lo consideran estrategia. Pero lo único cierto es que el viaje de Teseo culminó como el ciclo de todos los héroes, regresando a tomar el poder y entregando los dones (la liberación de Grecia) a su pueblo.

Además del viaje del héroe que explica la maduración y como enfrentamos las adversidades cotidianas existen muchos otros elementos de la mitología que están asociados a diversos elementos de la condición humana. En otros artículos se retomaran algunos de estos mitos como el de Edipo, Electra, Prometeo, que tienen un papel muy importante en nuestra cultura y también serán añadidos otros mitos.

Autor

José Luis Baeza Oliva

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario