La Leyenda de la Llorona

Leyenda Original

De acuerdo con lo que se escribe en fuentes históricas, más específicamente lo recopilado por Fray Bernardino de Sahagún, sus informantes indígenas le relataron la profunda preocupación y las angustias de Moctezuma al enterarse de la llegada de los españoles, lo cual parecía confirmar los presagios funestos, ocho en total, que se habían presentado ante los mexicas desde diez años antes de la llegada de los españoles.

Diez años antes de la llegada de los españoles a estas tierras, apareció en el cielo cosa maravillosa pero a la vez espantosa, apareció una llama de fuego muy grande y que terminaba en pico en la parte alta. Cuando el sol salía, esta llama aparecía al centro del cielo, donde el sol aparece al medio día, esto sucedió durante un año cada una de sus noches, cuando se le veía a media noche, toda la gente gritaba y se espantaba pues todos sospechaban que se trataba de un gran mal que caería sobre ellos.

La sexta señal fue que de noche, el aire llevaba los lamentos en voz de una mujer que decía: “¡Oh mis hijos, ya nos perdimos!” Y otras veces decía: “¡Oh hijos míos, a dónde os llevaré?”.

A partir de este relato, en la época de la Colonia se expandió la idea popular que esta mujer que lloraba y sollozaba se conocía como “la llorona”, y que seguía vagando por la Nueva España al consumarse la caída de los mexicas y la destrucción de Tenochtitlán, existen muchas variantes regionales en las que siempre, la mujer central dentro de la leyenda es el antiguo espíritu que lloró a las puertas de México-Tenochtitlán.

Leyenda Actual

Para la época de la colonia y hasta nuestra actualidad esta leyenda fue retomada y modificada en ciertos aspectos, pero sigue siendo basada de la tradición prehispánica: Cuentan que vivió una mujer muy bonita que se casó y tuvo 2 hijas. Al parecer vivía bien con su esposo, pero tiempo después tuvo un amante y cuando su marido se enteró buscó aquel hombre y lo mató, huyendo después con rumbo desconocido. En poco tiempo ella tuvo otros amantes y empezó a estar mal de la cabeza, como loca, pues pensó que sus hijos le estorbaban y que era mejor que ella los matara. Le daba vueltas a la idea, hasta que una noche que llovía muy fuerte se los llevó al río y ahí los ahogó.



Cuando apenas había cometido el crimen se arrepintió y entonces se trastornó, andaba sola, sin hablar con nadie y casi sin comer. Se pasaba las horas nada más sentada y con la vista fija, pero los peores días, era cuando llovía porque se salía desesperada a caminar por las orillas del río, sin dejar de gritar y llorar por sus hijos. Sus lamentos eran tan horribles que las personas se asustaban al oírlas. Cuando esta mujer murió, su alma no puedo descansar y se aparecía por las noches cerca del río, dando gritos, llorando y lamentándose por los hijos que había matado. Hay muchas personas que dicen haberla oído.

Como se señaló, la llorona es ampliamente conocida en los diferentes lugares. Se trata de una mujer que se aparece en las noches, con el cabello suelto y generalmente vestida de blanco, llorando y gritando por sus hijos, tenemos muchas variantes de esta misma leyenda, aunque se dice que su origen está en los canales de Xochimilco, por ejemplo una de estas narraciones corresponden a un pequeño poblado en Veracruz de nombre Texolo.

Apariciones de la Llorona

La cascada de Texolo es un paraje de exuberante naturaleza y una belleza imponente, su caída de 24 metros (la más alta), para los habitantes de la región este lugar causa zozobra e incluso miedo ya que se dice que ahí en Texolo vive la llorona. A las personas que se acercan a la caída principal se les puede aparecer la mujer que vive dentro de la cueva que se ubica justo detrás de la caída principal, algunas personas mencionan que cuando esto está por suceder un banco de neblina baja cubre la zona. La leyenda dice que una mujer cayó desde la parte alta de la cascada junto con sus dos hijos, ellos se ahogaron y a partir de ese momento los 3 rondan la laguna, así que también es común encontrar relatos en los que se escucha o incluso se llegan a ver niños chapoteando a las orillas de la base de la cascada.

Representación en Vivo

En Xochimilco existe un paraje denominado la Laguna de Tlilac dentro de la Reserva Ecológica de Xochimilco. En este lugar año con año se lleva a cabo la representación de “La leyenda de la llorona”, pero la historia del sitio es aún más escalofriante. Se comenta que hace 20 años una niña cayó al agua en esta laguna y murió ahogada, los pobladores dicen que aún se le puede observar corriendo y escondiéndose entre los ahuejotes de las chinampas cercanas y que si se es muy silencioso se pueden escuchar los susurros de la pequeña que aún recorre este paraje buscando una pelota que fue la causa de que se haya caído a los canales. Según la gente de Xochimilco, la carga de este lugar es enigmática y misteriosa y debido a esto se eligió como el lugar perfecto para la representación teatral.

Tip

Durante los meses de octubre y noviembre se puede asistir al espectáculo nocturno de La leyenda de la llorona saliendo desde el embarcadero de la Pista de Canotaje Virgilio Uribe, tiene un costo aproximado de $300 por persona en el que te llevan hasta la ya mencionada Laguna de Tlilac a ver la puesta en escena sobre una chinampa, la duración es de 2 horas y media y en el lugar se pueden comprar antojitos mexicanos que se preparan al momento sobre trajineras.



Quizás te pueda gustar

Deja un comentario