Hechos Históricos que marcaron a México

Fundación de Tenochtitlán

El relato de una larga peregrinación fue conservado por los mexicas como parte de su tradición y origen. Así fundaron la gran Tenochtitlan, en el lago de Texcoco, guiados por su dios Huitzilopochtli. Los mexicas habían salido de una isla llamada Aztlán, por cuyo nombre también son conocidos como aztecas, situada probablemente en algún lugar remoto al norte de Tenochtitlan. Este hecho está documentado, en especial en el códice conocido como la Tira de la Peregrinación, que es una tira de papel de maguey que representa el viaje del pueblo desde su salida de Aztlán. Los historiadores consideran que alrededor de los años 1150 y 1300 los mexicas peregrinaron por diversos lugares hasta asentarse en los lagos del Valle de México.

La mayor parte de las fuentes históricas señalan que la fundación de México-Tenochtitlan ocurrió en el año 1325. Esta fecha corresponde a la que declararon los propios indígenas en los años siguientes a la Caída de Tenochtitlan. Los estudios arqueoastronómicos indican que en ese año también ocurrió un eclipse solar, suceso astronómico que pudo ser tomado por los mexicas como un marcador mítico que pudiera legitimar la supuesta relación entre los toltecas y los tenochcas. Huitzilopochtli dijo a su pueblo que fuera hacia nuevas tierras, también les ordenó que dejaran de llamarse aztecas porque a partir de ese momento serían todos mexicanos, así es recreado en el Códice Aubin y el Códice Durán.

Caída de Tenochtitlán

El asedio final de Tenochtitlán ocurriría 2 años después de la llegada de los españoles a estas tierras, el 13 de agosto de 1521 finalmente la Ciudad mexica se rendiría después de 46 días de asedio en los que los españoles cortaron todo suministro de agua potable rompiendo los acueductos principales que llevaban agua a la capital desde los manantiales de Chapultepec y Coyoacán, esto aunado a las epidemias de viruela que asolaban a la ciudad mermaron considerablemente las fuerzas de resistencia mexicas. Cabe señalar que aparte de los aliados que los españoles tenían tiempo atrás en totonacas, tlaxcaltecas, cempoal tecas y otomíes, se sumaban los pueblos del Acolhua can (Texcoco) que en algún momento fueron parte de la Triple Alianza de pueblos que dominaban el Centro de México junto con los mexicas y los tepanecas de Tacuba.

Con este apoyo Cortés mandó construir 13 bergantines armados con pequeñas piezas de artillería y los botó al agua en el Lago Texcoco, lugar idóneo para apoyar la entrada a pie por las cuatro calzadas que rodeaban la ciudad-isla, esto generó un estado de sitio total a Tenochtitlán que los mexicas aún con todo en contra lograron sostener por más de 40 días, finalmente después de perder la ciudad, los defensores se repliegan a Tlatelolco y organizan la última defensa, al caer prisionero Cuauhtémoc (el gobernante mexica) se pone fin a las hostilidades y se concreta la caída de la ciudad.

Implatación del Virreynato

Oficialmente el Virreinato de la Nueva España inicia en 1535 con la llegada del Virrey Antonio de Mendoza y Pacheco,. Este periodo de nuestra historia culminaría al ser retirado de su cargo el que es considerado el último de los Virreyes (Juan de O’Donojú) quien al llegar de España en una época de inestabilidad se encontró ya con la carta oficial firmada entre Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero en la que las autoridades españolas reconocían la Independencia de nuestro país.

La organización social en esta época incluía la existencia de reinos y capitanías todos a voluntad del poder central de la Corona Española cuyos representantes en la Nueva España eran los Virreyes, un sinfín de instituciones tuvieron cabida en esta organización siendo las más importantes las Encomiendas y el Consejo General de las Indias así como el Santo Oficio. De esta etapa histórica también corresponden las divisiones raciales en Castas, algunas de las más importantes son el mestizo, el mulato, el tentenelaire, el cambujo o el zambaigo, aunque existen cerca de 200 denominaciones raciales. Hernán Cortés mantuvo cierta hegemonía en el Virreinato siendo dueño d amplísimos terrenos concertados dentro del título nobiliario del Marquesado del Valle de Oaxaca, título que sería heredado a su hijo legítimo Martín Cortés que perdería gran parte del terreno otorgado a su padre, la inestabilidad comenzó a generar nuestro siguiente punto de la historia de México.



Guerra de Independencia

Fue un movimiento de 11 años en el que la élite criolla (españoles nacidos en el Virreinato de la Nueva España) buscaba liberarse del control de la Corona Española para poder tener los mismos privilegios que los españoles peninsulares utilizando al pueblo como fuerza armada. Este proceso histórico es muy largo pero para respetar la extensión del presente texto podemos dividirlo en 3 fases: la fase de la revuelta organizada por el cura Miguel Hidalgo y Costilla en la que el grueso de los ejércitos insurgentes se componía de pueblo común sin ninguna preparación militar, la segunda fase marcada por el primer oficio que en verdad exponía los deseos insurgentes y comandada por el General que lo promulgó: Miguel María de Morelos y Pavón y el documento Sentimientos de la Nación. La tercera etapa considerada la fase de Guerra de Guerrilla comandada por Vicente Guerrero que buscaba como fuera posible extender la lucha armada en la que los insurgentes se encontraban ya debilitados, logró firmar el Acta de Independencia en un mutuo acuerdo con el General Agustín de Iturbide, poniendo fin a la revuelta y declarando la Independencia de México.

En este periodo quizás lo más importante fue la guerra de íconos religiosos, mientras los españoles tomaron a la Virgen de los Remedios como estandarte espiritual, los insurgentes desde la época de Miguel Hidalgo y Costilla tomaron como el estandarte y apoyo espiritual a la Virgen de Guadalupe, esto llevaría a la virgen morena del Tepeyac a ser considerada la protectora de los pobres y desvalidos aprovechándose en una fuerte raíz indígena con la que se le dotó.

Primer Imperio Mexicano

Este nació como resultado del movimiento armado de Independencia a partir de 1821 con la firma de los Tratados de Córdoba donde Juan de O’Donojú como representante máximo de la Corona española acepta la Independencia del país firma un tratado en acuerdo con Agustín de Iturbide que había sido designado como General del Ejército Trigarante o de las Tres Garantías, el fin de este periodo llegaría con la firma del Tratado de Casa Mata en febrero de 1823 donde se buscaba la reinserción del Congreso a la vida política de México desconociendo así, a Agustín de Iturbide como Jefe del Imperio Monárquico que se había instaurado en 1821, uno de los promotores del Plan de Casa Mata fue el General Antonio López de Santa Anna.

Primera Constitución

Con la reinstalación del Congreso y el final del Primer Imperio Mexicano comandado por Agustín I de México llegó el momento de lo que se considera la Primera Constitución Mexicana en el año de 1824, en este momento el país toma el nombre oficial de Estados Unidos Mexicanos con base en una República Federal y con la religión Católica como la única oficial. Los intentos inmediatos por firmar un documento que rigiera la vida política, social y económica del país fueron las Constituciones de Cádiz (1812) conocidas como las “Constituciones Política de la Monarquía Española” y la Constitución de Apatzingán (1814) redactada por José María Morelos y Pavón bajo el nombre de "Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana", la Constitución de 1824 está basada en los preceptos de la Constitución de Cádiz y cuenta con 7 títulos y 171 artículos, para 1829 se hace la última gran reforma donde Guadalupe Victoria como Presidente declara la Abolición de la Esclavitud.

Para 1835 la Constitución es derogada poniendo fin a la Primera República Constitucionalista por presiones del grupo político Conservador en México, después de un periodo de inestabilidad y constante rebeliones internas, esta Constitución es restaurada por el Presidente Interino José Mariano Salas en 1846 para que el documento rigiera la Nación en el tiempo donde se redactaría un decreto con bases en el de 1824 pero con adhesiones y mejoras, esto finalmente ocurriría hasta 1854 donde se proclama el Plan de Ayutla y dos años después, en 1856 el Congreso Constituyente inicia sus actividades que se verían coronadas un año después con la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos donde se basa nuestra actual Carta Magna.



Segundo Imperio Mexicano

Este momento es resultado de la Segunda Intervención Francesa en México y es un periodo de nuestra historia que va del año de 1863 al de 1867 presidido y gobernado por Maximiliano de Habsburgo o Maximiliano I de México con un gran apoyo del PARTIDO Conservador Mexicano y de la Monarquía Francesa dirigida por Napoleón III, en 1863 José María Gutiérrez de Estrada y Juan Nepomuceno Almonte a la cabeza de una comisión que representaba al Partido Conservador llega al Castillo de Miramar en Trieste Italia para ofrecer la Corona de México a Fernando Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota de Bélgica, los ya Emperadores llegarían a México a bordo del buque Novara en 1864, durante su régimen se preocuparon por aprender y por unificar a la Nación Indígena de México a la vida política, social y económica del país, crearon diferentes instituciones de beneficencia contra la pobreza extrema, museos y buscaron aplicar una Monarquía Moderada. Para esto, un grupo detractor encabezado por Benito Juárez (Presidente constitucional aunque con muchas dudas de haberlo obtenido de manera legítima) seguía en el cargo por lo que este periodo fue de mucha turbulencia y conflictos.

Finalmente Napoleón III retira su apoyo al Imperio mexicano y ordena que las tropas francesas en México regresen a Francia para ocuparse de asuntos internos que estaba sufriendo el país europeo, esto lleva a Maximiliano a ir perdiendo bastiones importantes donde se cimentaba el Segundo Imperio teniendo que replegarse a Querétaro. En la etapa final del Segundo Imperio, poco a poco el ejército liberal fue ganando terreno dejando en poder del Imperio y los Conservadores solamente cuatro estados de los cuales Querétaro se consideraba un importante bastión, ahí se trasladó Maximiliano junto con sus dos Generales: Tomás Mejía y Miramón, una vez que cerca de 18,000 soldados sitiaron la Ciudad, los defensores se atrincheraron en el Cerro de las Campanas, las pinzas de los liberales comenzaron a cerrarse desde la antigua Hacienda del Jacal hasta el Cerro Cimatario, continuaron por la Garita de México y el Cerro de Pathé para seguir su curso bordeando el río, otros batallones cerraron el flanco por los Cerros San Gregorio y San Pablo, esta ala fue la que enfiló de frente al Cerro de las Campanas. Este evento conocido como “Sitio de Querétaro finalizó después de 66 días con la captura de los líderes Imperialistas y su posterior fusilamiento

El Porfiriato

Fue llamado así debido a que la Nación estuvo bajo control y gobierno del militar Oaxaqueño el Gral. Porfirio Díaz Mori en un periodo que va de 1876 a 1911 cuando el Gral. abandonó el país con rumbo de Francia debido al estallamiento de la Revolución Mexicana en 1910, durante este periodo Díaz buscó la inserción del país en el PRIMER Mundo dedicando gran parte de su trabajo a la reconstrucción de una Nación de acuerdo a los mandatos y cánones tecnológicos nacientes en Europa, entre los cuáles fue la gran inversión al sistema de Ferrocarriles que estaba en boga con la Segunda Revolución Industrial, en este periodo (sobretodo) en la parte final se busca la importación de la arquitectura tipo francesa, este periodo se destaca por la construcción de hermosos edificios de corte afrancesado como el d los Correos de México, el Teatro de la Ciudad y tantos otros que hoy se consideran Monumentos Históricos del país, el Porfiriato también se destacó por ser intolerante a la crítica y corrientes contrarias, la libertad de expresión se vio prácticamente reducida a la nada cuando Díaz y su régimen comenzaron a controlar a los medios de comunicación escrita.

Para contrarrestar esto, el grupo anti-porfirista comenzó a ingeniárselas para seguir con la sátira hacia el Presidente con publicaciones periódicas clandestinas como “El hijo del Ahuizote”, esto generó una gran molestia y el endurecimiento de las leyes mandadas por Díaz, un claro ejemplo de esto es la famosa “Ley Fuga” donde prometiendo la libertad prácticamente se cazaba a los delincuentes para tener una justificación de matarlos y no seguir generando gastos mayores al régimen. Finalmente en 1911, Díaz abdica a su puesto y se recluye en Francia, donde murió en 1915.

Revolución Mexicana

Uno de los movimientos políticos, económicos y sociales ocurridos en América entre 1910 y 1920 es, sin lugar a dudas, la revolución mexicana. El ideal para los jóvenes era desplazar la dictadura porfiriana de 30 años. Los obreros soñaban con una legislación que les ofreciera un mínimo de protección contra el abuso de los poderosos. Los campesinos querían tierras. Si hubiera tenido una ideología bien definida pudo ser de igual trascendencia que la Revolución Francesa o Rusa y servir de pauta para la liberación de muchos pueblos que en el resto del vasto continente se encontraban en similar estado. Dentro de las causas que generaron este movimiento social armado podemos encontrar la estadía de un Régimen económico injusto que prácticamente dejaba desprotegidos a los trabajadores del campo y la constante pérdida del control y el valor agrario donde no existían legislaciones laborales y era aún constantes las jornadas de sol a sol en la raya.

El régimen de Porfirio Díaz siempre mantuvo una marcada división social llegando incluso al clasismo, dejando gran parte de la riqueza únicamente en la clase acomodada mientras que los campesinos se sumían cada vez más en la pobreza y la ignorancia, quizás la razón más importante fue el derrocar al Gral. y terminar con el periodo porfirista al que muchos se referían como una Dictadura, los ejércitos divididos en tres grandes contingentes comenzaron a luchar contra las fuerzas del Estado en diferentes puntos.

Principales participantes

Los tres grupos principales que participaron en la Revolución Mexicana fueron el Ejército Constitucionalista (como personaje más destacado Venustiano Carranza), la División del Norte (Comandado por Francisco Villa) y el Ejército Libertador del Sur (organizado y comandado por Emiliano Zapata).



Movimiento de 1968

Se destaca por ser un movimiento estudiantil de mucha fuerza en pleno momento de planeación para la entrada de México al mundo con la organización de los Juegos Olímpicos, las exigencias del estudiantado en México iban en aumento y a diez días del inicio de la justa deportiva, durante el mitin celebrado en la Plaza de las Tres Culturas, comenzó el evento que marcaría la historia de nuestro país. Los antecedentes se escribieron en un pliego petitorio donde se exigía la renuncia del Gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) acusado de fomentar la desigualdad social y generar una crisis en el país, para el Gobierno, el movimiento buscaba derrocar la democracia para instaurar un régimen comunista bajo el estandarte de uno de los grandes revolucionarios en Latinoamérica: Ernesto Guevara de la Serna, la criminalización del movimiento vino desde la cúpula gobernante y con esto, buscaba justificar las acciones que se tenían planeadas días antes del inicio de los Juegos Olímpicos de 1968 organizados por nuestro país.

El día de los hechos, las cuatro esquinas de la plaza de las Tres Culturas estaban ocupadas por soldados que vigilaban el mitin del movimiento estudiantil que se estaba celebrando aquella tarde. Todo transcurría con normalidad hasta que, poco después de las seis, comenzaron los disparos contra los estudiantes. Los allí reunidos se miraban unos a otros sin comprender qué pasaba e intentaban huir del lugar esquivando las balas. No todos lo lograron. Los cuerpos de los que murieron en el acto empezaron a amontonarse por todas partes mientras la plaza se teñía literalmente de sangre, incluso hubo residentes de Tlatelolco que buscaron dar refugio a los estudiantes que habían logrado escapar de una plaza totalmente sitiada, las órdenes eran claras: disparar contra todo estudiante y todo civil que apoyara su causa o les diera asilo. Edificios emblemáticos de la Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco fueron revisados de cabo a rabo por el ejército, ingresando a las viviendas y asesinando ahí mismo a estudiantes y familias que los protegían.

Uno de los pasajes más sonados para este momento fue cuando se escuchó en la mañana del día 2 de octubre: “Hoy fue un día soleado”, anunciaba Jacobo Zabludovsky en el noticiario del 2 de octubre de 1968, después de las balas, los muertos y la sangre derramada en Tlatelolco, el entonces Presidente Gustavo Díaz Ordaz dio luz verde al operativo que incluía la participación de un grupo paramilitar encubierto con vestimenta civil y diferenciados del resto únicamente por portar un guante blanco en la mano izquierda, este grupo se infiltró en la explanada y comenzaron las detonaciones de armas de fuego, el grupo conocido como “los Halcones” aunque no fueron los únicos, también otro grupo paramilitar conocido como Batallón Olimpia bajo el mando del Mayor Rafael Maldonado Gómez y quienes se instalarían en el tercer piso del Edificio Chihuahua para realizar detenciones y disparos desde lo alto, este grupo participó activamente en este día. Los Halcones perpetrarían 2 años después la matanza de Corpus Christi durante otra movilización estudiantil bajo el mando del Gral. Manuel Díaz Escobar, evento denominado “Halconazo”.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario