La locura de Michel Foucault

Biografía

Infancia de Foucault

Michel Foucault nació el 15 de octubre de 1926 en Poitiers, Francia. Nació en el ceno de una familia de clase acomodada, su padre, Paul Foucault, fue un cirujano y esperaba que su hijo se uniera a la tradición familiar.

Como niño Michel Foucault no destacó demasiado, tenía una vida que oscilaba entre el éxito y la mediocridad académica, pero esto cambió cuando ingreso al colegio jesuita Saint-Stanislaus. En este colegio por fin comenzó una carrera destacada en el ámbito académico. Al terminar la Segunda Guerra Mundial Foucault ingresó al École Normale Supérieure, una de las escuelas más importantes y prestigiosas de Francia donde varias personalidades de las ciencias sociales francesas han cursado sus estudios. Durante este periodo Foucault empezaba a notar sus preferencias sexuales homosexuales, tuvo periodos fuertes de depresión que lo llevaron al psiquiátrico para ser medicado. En esos lapsos en los que se deprimía profundamente intentó quitarse la vida unas cuantas veces. Hay una anécdota de Michel Foucault aventándose al tráfico en los Campos Elíseos con la excusa de conocer que se sentía ser atropellado por un auto. Sus visitas al psiquiátrico le despertaron el interés por la psicología clínica y fue por eso que además de estudiar filosofía, estudio psicología, de ambas carreras obtuvo su título universitario.



Regreso a Francia y fama editorial

Después de vivir algunos años en el extranjero, pasar por la Universidad de Varsovia, entre otras, regresó a París para terminar su doctorado y titularse en 1961. La tesis principal con la que se tituló hoy es uno de sus textos más famosos:

Historia de la locura en la época clásica.

A partir del éxito de “Historia de la locura en la época clásica”, la carrera editorial de Foucault despegó. Durante este periodo Foucault mostró interés por la corriente estructuralista, a pesar de su interés y de la vinculación académica que se le hacia, Foucault rechazó pertenecer al estructuralismo. Rechazaba las etiquetas.

En 1968 estallaron las revueltas estudiantiles en Francia. Foucault se vio muy afectado por este movimiento y empezó una vida de activismo político. Foucault en general rechazó el modelo marxista, aunque le costó muchas críticas y enemistades por parte de algunos de sus contemporáneos. Pero más tarde publicó “La arqueología del saber” un estudio metodológico que daba respuesta a su contemporáneos.

Su vida después de los eventos de 1968

Tras los eventos políticos de 1968 el gobierno francés decidió crear la Universidad Experimental París VIII en Vincennes, con Foucault a la cabeza como jefe de departamento de filosofía. Al estar activo en sus ideales políticos reclutó a muchos jóvenes con ideas radicales de izquierda para impartir cátedra, situación que suscitó el desagrado del gobierno francés al ver que en varias de las lecciones aparecían las palabras “marxista-leninista” en repetidas ocasiones. Seguido a esto el gobierno tomó la decisión de excluir a los egresados de dicha institución para impartir clases a nivel secundaria.

La vida política de Foucault no se extinguió como le pasó a muchos durante la década de 1970, por el contrario, siguió activo, al final de la década viajó a Irán para realizar unas giras con motivo de la revolución iraní. Veía un valor político muy importante en este movimiento.

Durante este periodo Foucault se embarcó en la obra que sería la más ambiciosa de su vida “Historia de la sexualidad” texto que no terminaría debido al SIDA que había contraído años antes. En una conferencia, reconoció que a pesar de lo apasionado que estaba por terminar “Historia de la sexualidad” le sería imposible. Estaba muy consciente de su estado físico. El 25 de junio de 1984 Michel Foucault falleció por las complicaciones a causa del SIDA en París, Francia.

Obras de Michel Foucault

1954. Enfermedad mental y personalidad, Paidós, 2010.
1961. Historia de la locura en la época clásica
1963. Raymond Roussel. Edición en español, Siglo XXI, 1973.
1963. El nacimiento de la clínica. Una arqueología de la mirada médica
1966. Las palabras y las cosas: una arqueología de las ciencias humanas.
1966. El pensamiento del afuera, ensayo breve.
1969. La arqueología del saber.
1970. Siete sentencias sobre el séptimo ángel, Arena Libros, 1999.
1970. El orden del discurso, discurso inaugural en el Collège de France.
1988. Nietzsche, la genealogía, la historia, Valencia, Pre-Textos, 2000
1973. Esto no es una pipa, Anagrama, 2004.
1975. Vigilar y castigar, Siglo XXI y B. Nueva, 2012.
1980. Microfisica del poder
1976. Historia de la sexualidad, 1: La voluntad de saber, Siglo XXI, 2005.
1984. Historia de la sexualidad, 2: El uso de los placeres, Siglo XXI, 2005.
1984. Historia de la sexualidad, 3: La inquietud de sí, Siglo XXI, 2005.
2018. Historia de la sexualidad, 4: Las confesiones de la carne, Siglo XXI, 2018.
1989. La pintura de Manet Alpha Decay, Barcelona, 2004.
2013. Lecciones sobre la voluntad de saber
2015. Teorías e instituciones penales
2013. La sociedad punitiva
2003. El poder psiquiátrico (tr. Akal, 2005)
1999. Los anormales (Akal, 2001)

Frases célebres de Michel Foucault

1. El lenguaje es, como saben, el murmullo de todo lo que se pronuncia, y es al mismo tiempo ese sistema transparente que hace que, cuando hablamos, se nos comprenda; en pocas palabras, el lenguaje es a la vez todo el hecho de las hablas acumuladas en la historia y además el sistema mismo de la lengua.
2. La locura no se puede encontrar en estado salvaje. La locura no existe sino en una sociedad, ella no existe por fuera de las formas de la sensibilidad que la aíslan y de las formas de repulsión que la excluyen o la capturan.
3. Para que el Estado funcione como funciona es necesario que haya del hombre a la mujer o del adulto al niño relaciones de dominación bien específicas que tienen su configuración propia y su relativa autonomía.
4. El discurso no es simplemente aquello que traduce las luchas o los sistemas de dominación, sino aquello por lo que, y por medio de lo cual se lucha, aquel poder del que quiere uno adueñarse.
5. No me pregunten quién soy, ni me pidan que siga siendo el mismo.
6. El hombre y la vanidad mueven el mundo.
7. La más desarmada ternura, así como el más sangriento de los poderes, necesitan la confesión.
8. El saber es el único espacio de libertad del ser
9. El hombre es una invención cuya fecha reciente muestra con toda facilidad la arqueología de nuestro pensamiento.
10. Todo sistema de educación es una forma política de mantener o de modificar la adecuación de los discursos, con los saberes y los poderes que implican.
11. La verdadera razón no está libre de todo compromiso con la locura; por el contrario, debe seguir los caminos que ésta le señala.
12. Si la genealogía plantea por su parte la cuestión del suelo que nos ha visto nacer, de la lengua que hablamos o de las leyes que nos gobiernan, es para resaltar los sistemas heterogéneos, que, bajo la máscara de nuestro yo, nos prohíben toda identidad.

Quizás te puede interesar Foucault: La verdad y las formas jurídicas.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario