La Escultura y sus máximas representaciones

La escultura clásica se define en las bellas artes como la escultura de la Antigua Grecia, es una disciplina que crea a través de la acción de esculpir sobre materiales sólidos una forma tridimensional.

Una escultura, es también, un sustantivo que indica el objeto creado por el artista escultor. Con dicho trabajo, el escultor consigue expresar sus ideas ya sean estas figurativas o abstractas, reflejando lo que alberga la mente del artista y su habilidad técnica.

Escultura Griega

La escultura griega abarca el período helenístico desde la muerte de Alejandro Magno en 323 a.C. hasta la muerte de Cleopatra de Egipto en 31 a.C.

Los griegos se destacaron especialmente en este arte, perfeccionando el tallado del cuerpo humano y las texturas sirviendo de gran inspiración para los artistas del Renacimiento como Miguel Ángel Buonarroti.



Características de la escultura griega

Adopta el hieratismo, la frontalidad, la simetría, las formas geométricas, la claridad e idealización del arte egipcio y asirio.

El interés de la cultura griega por alcanzar la perfección, el ideal de belleza platónico, lleva a los escultores a buscar el equilibrio, la armonía y el dominio técnico a través de distintas fórmulas

Aunque la idealización es una constante del arte griego en favor de la claridad y la belleza, la tendencia será una mayor observación del natural y un incremento paulatino del efecto realista y la caracterización particular.

Se mejoran los conocimientos de anatomía humana superficial, cómo se articulan las distintas partes del cuerpo y el efecto de las tensiones generadas por el movimiento y la expresión.

Los materiales que más emplearon fueron el mármol (coloreado) y el bronce.

En función de la evolución técnica, pueden distinguirse tres etapas:

La época Arcaica (s. VII y VI a. C.)

Durante la misma las figuras eran representadas normalmente de manera estática (sin movimiento), de frente (ley de la frontalidad) y en posturas rígidas. Sus ojos eran grandes y expresaban una sonrisa forzada (sonrisa arcáica). En ellas se aprecia una clara influencia de la escultura egipcia. Son muy representativos de este período los llamados "Kuroi" (jóvenes atletas).

La época Clásica (s. V y parte del IV a. C.)

Las figuras se hicieron más naturales y expresivas, adquiriendo más movimiento y posturas menos forzadas.

Desapareció la ley de la frontalidad. Los escultores se afanaron en la búsqueda de la perfección y la belleza ideal, aplicando estrictos cánones o reglas en sus obras. Fidias (esculturas del Partenón), Mirón, Policleto y Praxiteles fueron los más importantes.

La época Helenística (s. IV-II a. C.)

En este período las esculturas fueron dotadas de mayor dinamismo (movimiento), así como de gran realismo. Ya no se trataba de representar el ideal de belleza, sino la naturaleza tal cual es, fuese alegre o dolorosa, bella o fea o, incluso, trágica.

La escultura griega fue imitada y reproducida por los romanos. Gracias a ellos conocemos cómo fueron muchas de las grandes obras hoy desaparecidas. Al igual que la arquitectura, ejerció una importantísima influencia en estilos más modernos, tales como el renacentista y el neoclásico.

Máximas Representaciones Esculturales

EL Discóbolo

El Discóbolo es la denominación de una famosa escultura griega realizada por Mirón de Eléuteras en torno al 455 a. C. Representa a un atleta en un instante anterior al lanzamiento del disco. Una de sus copias romanas se encuentra en el Museo Británico de Londres, ya que como ocurre con muchas de las esculturas griegas más importantes, no se ha conservado la obra original, seguramente realizada en bronce.



El Pensador

Existen pocos ejemplos de arquitectura Gótica o Neogótica en México pero los presentes se consideran parte del grupo de edificios más bellos del país entre los que destacan La Catedral de Guadalajara, El Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento (Guadalajara), El Santuario Guadalupano de Zamora (Michoacán), La Catedral de Tepic (Nayarit), La Parroquia de San Miguel Arcángel (San Miguel de Allende Guanajuato), El Templo Salesiano de María Auxiliadora de Morelia y la Catedral de Matehuala San Luis Potosí.

El Moisés

El imponente Moisés de Miguel Ángel es sin lugar a dudas una de las esculturas más famosas del mundo. Se trata de una escultura renacentista realizada en mármol blanco en 1509 para ser el eje central de la tumba del Papa Julio II, en la pequeña iglesia de San Pedro in Víncoli, en Roma.

Como anécdota os contaré que al terminar su obra, Miguel Ángel le dió un golpe en la rodilla, que hoy en día aún es visible, a la vez que decía ‘¿Por qué no me hablas?’, viendo el realismo que había conseguido en esta escultura.

Moái

Localizadas en la Isla de Pascua, en Chile, son un conjunto de unas 600 estatuas de piedra monolítica envueltas en un áurea de misterio que generan desconcierto y muchas preguntas a las que aún no se ha podido dar respuesta con certeza, lo que las ha convertido en una de las esculturas más famosas del mundo. Existen varias teorías sobre su creación pero la más extendida es que las estatuas fueron talladas por los habitantes polinesios de la isla, entre los siglos IX y XVI, como representaciones de antepasados difuntos.

Cristo Redentor

El Cristo Redentor o Cristo del Corcovado es la imagen más conocida de Brasil, todo un símbolo de la ciudad de Río de Janeiro. Se encuentra situado a 710 metros sobre el nivel del mar en el Parque Nacional de la Tijuca, en la cima del cerro del Corcovado. Con sus 38 metros de altura y 1.200 toneladas de peso es la obra art decó más grande jamás creada y una de las esculturas más famosas del mundo. Su fama a nivel mundial es tan enorme que en el 2007 fue considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Venus de Milo

Quizás la Venus de Milo sea la escultura griega más famosa del mundo. Se la conoce también con el nombre de Afrodita de Milos y debe su nombre a la isla griega donde se encontró semienterrada en 1820. Esta escultura es una de las mejores representaciones del período helenístico, caracterizada por la falta de los dos brazos. Podréis disfrutar de ella en el Museo del Louvre de París.

La Piedad

La Piedad es una escultura realizada en mármol por Miguel Ángel entre 1498 y 1500 para San Pedro del Vaticano, que aún hoy conserva su emplazamiento original. Representa a una juvenil Virgen María sosteniendo en su regazo a Cristo, descendido muerto de la cruz. En el año 1972 un hombre con problemas psicológicos la dañó de un martillazo y aunque se pudo restaurar, ahora tan solo se puede ver a través de un vidrio protector.

Gran Esfinge de Guiza

La Gran Esfinge de Guiza es una monumental escultura que se encuentra situada junto a las pirámides de Egipto en la ribera occidental del río Nilo, en la ciudad de Guiza. No solo está considerada una de las esculturas más famosas del mundo sino también la escultura monolítica más grande, mide 57 metros de longitud y 20 metros de altura, y la estatua monumental más antigua del planeta. Se estima que fue esculpida en el siglo XXVI a.c, formando parte del complejo funerario del rey, durante la dinastía IV de Egipto.

La Estatua de la Libertad

La Estatua de la Libertad es sin duda el símbolo más famoso de Nueva York y una de las esculturas más famosas del mundo. Su nombre original es La libertad iluminando el mundo y fue un regalo que Francia hizo a los Estados Unidos en 1886 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia. Mide 46 metros de altura (93 si contamos la base). En 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

El David

Casi con toda seguridad El David no solo es la obra más conocida de Miguel Ángel sino también la escultura más famosa del mundo, además de la más reproducida de la historia. Esta impresionante y bella escultura marcó un antes y un después en la historia por su aproximación rompedora a una escena habitual y sobre todo por la influencia que tuvo el contrapeso en la postura. Fue esculpida entre 1504 y 1505 en un bloque de mármol de carrara ya desbastado. La pude contemplar en la Galería de la Academia de Florencia y con sus 5,17 m quizás sea la escultura que más me ha sorprendido de todas las que he visitado.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario