El rizoma de Gilles Deleuze, su vida, sus obras y sus colaboraciones con otros filósofos.

Biografía

Gilles Deleuze es un de los filósofos más influyentes. Nació en París, Francia el 18 de enero de 1975, su familia era de una clase acomodada, su padre era ingeniero y su madre estaba dedicada a sus hijos (Gilles y su hermano). Gilles tuvo una infancia tranquila hasta que en unas vacaciones se vio interrumpida la calma por el estallido de La Segunda Guerra Mundial en 1939. Durante la Francia ocupada por los nazis su hermano mayor se unió a las fuerzas de resistencia francesa, lo capturaron y lo enviaron a un campo de concentración donde murió.

En 1944 ingresó a la prestigiosa Sorbona de París, donde estudió filosofía. Al terminar sus estudios en 1948 siguió sus estudios doctorales sobre David Hume que se publicaría en 1953 con el título de Empirismo y Subjetividad. Entre 1952 y 1963 trabajó como profesor de filosofía en la Universidad de Lyon. Durante este periodo Delueze se mantuvo inactivo en lo correspondiente a las publicaciones. Pero su trabajo docente fue de mucha intensidad ya que además de la universidad de Lyon estuvo trabajando en varios liceos. En 1962 retomó la actividad intelectual y publicó su libro sobre Nietzsche. A ese texto le siguió el publicado sobre Marcel Proust.



En 1969 ingresó como catedrático a La Universidad de París VIII, dentro del recinto colaboró con los dos teóricos, su amigo Miche Foucault y el psicoanalista Félix Guattari, con el que realizaría una fructífera relación de trabajo. En 1987 se retiró de las aulas, pero siguió trabajando en sus obras.

El 4 de noviembre de 1995 es el día que Delueze falleció. Se recuerdan las palabras de Michel Foucault “el siguiente siglo será deleziano” haciendo referencia a la incontable obra y temas que abordó el filósofo durante su vida.

Rizoma

El Rizoma es la introducción a la obra que escribió en conjunto con Félix Guattari, Mil Mesetas. El rizoma plantea una manera diferente de construir el pensamiento. Es una crítica al modelo occidental que lo cataloga como “arborescente”. El autor utiliza una metáfora de la biología para hablar del pensamiento. El rizoma en biología corresponde a las plantas que son como el pasto. A pesar de estar conectado entre sí uno no depende de otro. Contraria a esta estructura es la del árbol que las raíces no pueden ser cortadas sino todo el árbol muere, además solo crece en línea recta contrario al pasto.

El autor compara el pensamiento occidental con el de un árbol, donde necesita una raíz, solo crece en línea recta y no acepta otro pensamientos ajenos, se vuelven contrarios. El pensamiento occidental está fundamentado entre la línea de opuestos (blanco-negro, bueno-malo, héroe-antihéroe). El Rizoma deleuziano propone una reestructuración del pensamiento. Que rompa con ese paradigma de oriente-occidente donde no acepta pensamientos que no provengan de las potencias coloniales. El Rizoma propone que todo pensamiento suma y ayuda a la construcción de una estructura mental mejor fundamentada.

Libros

• 1953: Empirismo y subjetividad
• 1962: Nietzsche y la filosofía
• 1963: La filosofía crítica de Kant
• 1964: Proust y los signos
• 1965: Nietzsche
• 1966: El bergsonismo
• 1967: Presentación de Sacher-Masoch
• 1968: Spinoza y el problema de la expresión
• 1968: Diferencia y repetición
• 1969: Lógica del sentido
• 1981: Spinoza: Filosofía práctica
• 1981: Francis Bacon: Lógica de la sensación
• 1983: Cine-1: La imagen-movimiento
• 1985: Cine-2: La imagen-tiempo
• 1986: Foucault
• 1988: Pericles y Verdi
• 1988: El Pliegue
• 1993: Crítica y clínica
• 2005: Derrames. Entre el capitalismo y la esquizofrenia

Obras escritas en colaboración con Félix Guattari

• 1972: El Anti-Edipo
• 1975: Kafka. Por una literatura menor
• 1976: Rizoma (Introducción a Mil Mesetas)
• 1980: Mil Mesetas
• 1991: ¿Qué es la filosofía?

con Carmelo Bene

• 1979: Superposiciones

con Claire Parnet

• 1977: Conversaciones

Frases

1. Escribir no es imponer una forma de expresión a una materia vivida. La literatura está al lado de lo informe, de lo inacabado... Escribir es un asunto con el devenir, siempre inacabado, siempre en curso, y que desborda cualquier materia vivible o vivida.
2. El arte es lo que resiste: resiste a la muerte, a la servidumbre, a la infamia, a la vergüenza.
3. Se nos enseña que las empresas tienen un alma, lo cual es, sin duda, la noticia más terrorífica del mundo.
4. Se carece de oídos para escuchar aquello a lo cual no se tiene acceso desde la vivencia.
5. El marketing es ahora el instrumento del control social, y forma la raza impúdica de nuestros amos.
6. No cargar la vida bajo el peso de los valores superiores, incluso los heroicos, sino crear valores nuevos que sean los de la vida, que hagan de la vida lo ligero o lo afirmativo.
7. Cuando un cuerpo se encuentra con otro cuerpo distinto o una idea con otra distinta, sucede o bien que sus relaciones se componen formando un todo más poderoso, o bien que una de éstas descompone a la otra y destruye la cohesión de sus partes.
8. Un creador es un ser que trabaja por gusto.
9. El sentido no es nunca principio ni origen, sino producto. No hay que descubrirlo, restaurarlo, ni reemplazarlo sino que hay que producirlo mediante una nueva maquinaria.
10. Cada uno de nosotros tiene su línea de universo por descubrir, pero no se la descubre sino trazándola, trazando su trazo rugoso.
11. Es verdad que la filosofía es inseparable de una cierta cólera contra su época, pero también que nos garantiza serenidad. Ello no obstante, la filosofía no es un Poder. Las religiones, los Estados, el capitalismo, la ciencia, el derecho, la opinión o la televisión son poderes, pero no la filosofía.
12. El deseo es revolucionario porque siempre quiere más conexiones y más agenciamientos.
13. Lo propio de la máquina capitalista es hacer la deuda infinita.
14. Toda sensación es una pregunta, aún cuando sólo el silencio responda.
15. Nos plantan árboles en la cabeza: el de la vida, el del saber, etc. Todo el mundo reclama raíces. El poder de sometimiento, es siempre arborescente.
16. Aquellos que leen a Nietzsche sin reírse y sin reírse mucho, sin reírse a menudo, y a veces a carcajadas, es como si no lo leyeran.
17. Se escribe siempre para dar vida, para liberar la vida allí donde esté presa, para trazar líneas de fuga.
18. Un filósofo no es solamente alguien que inventa nociones, también inventa maneras de percibir.
19. Un filósofo no es solamente alguien que inventa nociones, también inventa maneras de percibir.
20. Cuando uno bebe, a lo que quiere llegar es al último vaso. Beber es, literalmente, hacer todo lo posible para acceder al último vaso. Eso es lo que interesa.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario