Charles Dickens y el cuento de navidad

Biografía

Trágica infancia

Charles Dickens nació el 7 de febrero de 1812 en la ciudad de Portsmouth, Inglaterra. Su padre, Jonh Dickens trabajó en varias oficinas, arrastró a su familia por diversas ciudades de Inglaterra hasta que en Londres fue detenido por deudor. Charles Dickens era un niño pequeño. La mayor parte de su familia compartió celda con su padre el tiempo de su condena, pero el pequeño Dickens se quedó en una casa en Little College Street. Apenas contaba con 11 años y muy poca instrucción académica, pero como ya estaba en edad de trabajar se convirtió en obrero con jornadas de 10 horas diarias en una fábrica dedicada a producir aditamentos para el cuidado del calzado.

Esta etapa de la vida de Dickens lo marcó demasiado. Trabajar como obrero lo sensibilizó a las terribles condiciones que vivían los obreros durante la industrialización en Inglaterra. De este recuerdo, triste para Dickens, surgen varios de sus trabajos, en especial David Copperfield, que es una de sus obras más importantes.

Dickens recibía seis chelines como pago por su jornada labora, con ese dinero ayudaba a su familia y pagaba su hospedaje. Pocos meses después la familia de Dickens salió de prisión, pero su madre no retiró al pequeño Charles del trabajo, incluso meses más tarde cuando la familia salió de la pobreza al morir la abuela paterna de Charles, la madre insistió en que Charles debía conservar su trabajo en la fábrica.



Juventud y primeros pasos en las letras

Dickens había tenido una formación académica autodidacta, desde muy temprana edad se aficionó a la lectura. Esto le valió para que siendo un joven en 1827, Dickens entrara a trabajar como pasante en un bufet de procuradores y más tarde logró ascender a taquígrafo judicial.

Un año más tarde comenzó a colaborar en periódicos como reportero y cronista parlamentario, aunque fue hasta 1834 que fue contratado como periodista político y comenzó su carrera narrativa. De ese periodo se hizo una recopilación que fue publicada como Los papeles póstumos del club Pickwick. En 1836 contrajo nupcias con Catherine Thompson Hogarth con la que tuvo 10 hijos.

Dickens fue de los escritores que siempre trabajó sus novelas por entregas. El motivo es que era más sencillo llegar al público que no podía adquirir libros por lo costoso de estos. El primer trabajo que se público fue Los papeles póstumos del club Pickwick, con el éxito en puerta siguió trabajando de la misma manera con obras como Oliver twist (que fue muy bien recibida), Nicholas Nickleby y La tienda de antigüedades. Su éxito lo llevó a viajar a América (1842) donde ya tenía un prestigio. Pero ideológicamente tuvo conflictos con la sociedad norteamericana por rechazar el esclavismo. Sin embargo, esta enemistad ideológica terminó pronto por el famoso cuento de navidad Canción de navidad que publicó en 1843.

Dickens siempre fue muy crítico con la clase burguesa, en sus trabajos literarios siempre hay hombres en una posición económica favorecida que se caracterizan por tener bajos escrúpulos o un carácter sumamente agrio y ser desagradables.

La Consolidación de Dickens

Dickens a partir de 1843 comenzó a trabajar más seriamente en su obra. Ya era un literato consolidado y dejó de improvisar en sus obras para comenzar a planearlas. A lo largo de los años había adquirido las suficientes herramientas literarias para hacerlo. Dickens tenía prestigio por su lado social. Su estilo narrativo está asociado al realismo literario. Su obra Dumbey e hijo es el primer trabajo de esta etapa. Dickens por necesidad económica y por el trabajo que imprimía en sus obras exigió mayor pago a sus editores, pero se le fue negado. Por ese motivo se fue a viajar por otros países europeos y su regresó decidió diversificarse, en el teatro, vio una oportunidad de generar mayores ingresos y con su popularidad fueron bien recibidas sus obras.



En esta misma etapa fue cuando Dickens publicó su best seller, David Copperfield, el cual vendió más de 100,000 ejemplares en un periodo de tiempo muy breve.

Cerca de 1850 la vida de Dickens cambió, era un escritor con mucha popularidad y renombre, aunque su vida personal no iba de maravilla. Su matrimonio estaba frágil. En 1856 compró la casa de sus sueños, Gad's Hill Place, una casa por la que vagabundeaba cuando era niño y soñaba con habitar. Sin embargo la muerte de su padre y otros familiares lo mantuvieron en un estado de animo más oscuro. Animo que logró disipar con un amorío con una joven actriz (Ellen Ternan). A esta joven la conoció cuando se montaba una de sus obras, Dickens era un hombre maduro y Ellen apenas comenzaba su carrera. A pesar de esta relación oculta que sostenía con la actriz el matrimonio con Catherine Thompson no se disolvió. Era más penoso para todos un divorcio que la separación.

En 1863 la salud de Dickens comenzó a deteriorarse, aunque se apresuró a terminar el trabajo que tenía pendiente dejó parte de su obra inconclusa. En 1870 el 9 de junio, Dickens murió de una apoplejía.

Como escritor Dickens dejó un gran legado. La denuncia de la esclavitud, que sabía en carne propia por su infancia funesta, fue un tema que se mantuvo presente en obras como Grandes Esperanzas; la pobreza y la lucha de clases fue un tema que mantuvo en sus obras, desde las más rosas y con finales felices como Canción de navidad hasta las oscuras y críticas como David Copperfield. La vida de Dickens, su roce con la pobreza, el trabajo duro y los abusos de la burguesía le dieron la sensibilidad para convertirse en uno de los maestros de la condición humana y estar dentro de los grandes de la literatura clásica como León Tolstoi, Honoré Balzac y Dostoievski.

Cuento de navidad o con su nombre oficial “Canción de navidad”

Aquí el audiolibro completo, para disfrutar con los fantasmas de las navidades, pasada, presente y futura que atormentan al viejo Scrooge.

  • Frases de Dickens

    1. Lo más importante en la vida es dejar de decir «Deseo» y comenzar a decir «Lo haré». No consideres nada imposible, luego trata las posibilidades como probabilidades.
    2. Ten un corazón que nunca se endurezca y un temperamento que nunca se canse, y un tacto que nunca duela.
    3. Ningún barniz puede ocultar las vetas de la madera, y cuanto más barniz se aplique, más notables serán.
    4. Espero que el amor verdadero y la verdad sean finalmente más fuertes que cualquier mal o infortunio que haya en el mundo.
    5. Hubo un tiempo, largo y duro, cuando intenté olvidar lo que había desperdiciado y cuando era demasiado ignorante para ver su valor.
    6. Ningún arrepentimiento podrá enmendar las oportunidades perdidas en la vida.
    7. Existen cuerdas en el corazón humano que es mejor que nunca vibren.
    8. La muerte puede engendrar vida, pero la opresión únicamente engendra más opresión.
    9. Hay una sabiduría de la cabeza y una sabiduría del corazón
    10. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. La procrastinación es la ladrona del tiempo.
    11. No hay nada tan fuerte ni seguro durante una crisis en la vida como la verdad.
    12. Porque un huérfano en el amplio mundo no puede estar tan abandonado como el niño que es un paria del amor de un padre vivo.
    13. Hay algo en la enfermedad que rompe el orgullo de la virilidad.
    14. La primavera es la época del año en que es verano al sol e invierno en la sombra.
    15. Si no hubiera malas personas, no habría buenos abogados.
    16. La cortesía que compra el dinero rara vez se extiende a quienes no lo tienen.
    17. Nadie que sepa leer mira un libro de igual manera que aquel que no sabe, aunque esté cerrado y en un estante.
    18. El odio a los de arriba es el homenaje inconsciente de los de abajo.
    19. Una pequeña llave puede abrir una puerta muy pesada.
    20. Nunca te fíes de la apariencia, sino de la evidencia. No existe mejor norma.

    Libros de Dickens

    Novelas

    • Los papeles póstumos del Club Pickwick (1836-1837)
    • Oliver Twist (1837-1839)
    • Nicholas Nickleby (1838-1839)
    • La tienda de antigüedades (1840-1841)
    • Barnaby Rudge (1841)
    • Martin Chuzzlewit (1843-1844)
    • Dombey e hijo (1846-1848)
    • David Copperfield (1849-1850)
    • Casa desolada (1852-1853)
    • Tiempos difíciles (1854)
    • La pequeña Dorrit (1855-1857)
    • Historia de dos ciudades (1859)
    • Grandes esperanzas (1860-1861)
    • Nuestro común amigo (1864-1865)
    • El misterio de Edwin Drood (1870) (inacabada, publicadas seis de las doce entregas previstas)

    Cuentos

    • Una canción de Navidad (1843) (conocida también como Un cuento de Navidad y Los fantasmas de Scrooge)
    • Las campanas (1844)
    • El grillo del hogar (1845)
    • La batalla de la vida (1846)
    • El hechizado (1848)
    • Una casa en alquiler (1858)
    • El guardavía (1866)

    Quizás te pueda gustar

    Deja un comentario