Marianne Brandt, la primera Diseñadora Industrial de la Bauhaus.

Marianne Brandt, la diseñadora de diversos artículos del hogar, precursora del Art Decó y el funcionalismo a través de la generación de la forma; que supo trabajar a la perfección lo que se conoce como tendencia en el mundo del diseño, generando que la percepción de sus obras sean diseños nuevos, actuales y contemporáneos.

Nace en Chemnitz, Alemania un 1 de octubre de 1893. Fue una gran pintora, escultora y fotógrafa; en la actualidad Marianne Brandt es conocida como una destacada precursora del diseño industrial, siendo relevante su aportación en la historia del diseño moderno por su participación en la primera etapa de la Bauhaus.

Su iniciación en el arte comienza en la Escuela Superior de Bellas Artes de Weimar, Alemania en 1911 en donde cursa sus estudios en pintura y escultura; es en el año de 1923 cuando ingresa a la Bauhaus bajo la dirección de Walter Gropius, decisión que hará cambiar su vida y su carrera para siempre.



La Bauhaus fue una escuela multidisciplinar que agruparía a los arquitectos, diseñadores y artistas de la vanguardia entreguerras. En aquella época las mujeres que se incorporaban a la Bauhaus ingresaban a los talleres de textiles o alfarería, sin embrago Marianne Brandt es la primera mujer en ingresar al Taller de Metal (Metallwerkstatt del Bauhaus) siendo discípula del diseñador húngaro László Moholy-Nagy; su gran talento y pasión por el diseño, el comprender y manejar el metal a la perfección la llevan a convertirse en la directora del Metallweskstatt del Bauhaus en 1928; en primer momento Marianne Brandt no es bien recibida en su nuevo cargo, siendo las presiones de la nueva dirección de la escuela las que harían que no permaneciera mucho tiempo como directora del Taller de Metal.

En la Bauhaus pocas veces son mencionadas las grandes artistas que se desarrollaron dentro del movimiento de los vanguardistas como la propia Marianne Brandt, Marguerite Friedlaender-Wildenhair, Benita Otte o Gunta Stölzl.

La importancia de Marianne Brandt dentro de la Bauhaus fue el diseño de múltiples objetos de metal, los cuales siguen comercializándose por destacadas e importantes marcas como Alessi o replicados por otros como IKEA sin conocer que Marianne Brandt es la autora. Esta diseñadora creó ceniceros, juegos de té y café, que tuvieron un gran éxito en la época. Dentro de su colección sobresale su diseño de la tetera MT 49 y el conocido modelo de lámpara Kandem 702, diseños copiados y reproducidos miles de veces.

En sus diseños se destaca su perfecta compresión de la generación de la forma, basado en figuras geométricas puras y su funcionalidad, influencia de las teorías constructivistas aplicadas en aquel entonces en la Bauhaus, las cuales provocan que actualmente cualquiera que vea los objetos realizados por Marianne Brandt, piense que son creaciones contemporáneas, lo que se conoce como tendencia en el diseño.

Gran variedad de sus diseños se encuentran actualmente en la colección de Bauhaus en el MoMa En Nueva York.



Marianne Brandt abandonó la Bauhaus a finales de 1929, continuo trabajando en el taller-estudio de arquitectura de Walter Gropius en Berlín y con la firma Ruppel Gotha hasta 1932; en 1939 por necesidad más que por convicción, aceptó formar parte de la Reichskulturkammer, una organización nazi de diferentes artistas. Posteriormente ocuparía diferentes puestos como profesora de arte y diseño en Berlín y en la Facultad de Artes de Dresde.

En los años setenta Marianne Brandt decidió concentrarse en la pintura y escultura; retoma su pasión por la fotografía, talento que también había desarrollado en sus años de juventud, cuando inmortalizo a las mujeres artistas de la Bauhaus, siendo la artista pionera en el uso de la fotografía para inmortalizar naturaleza muerta. También realizo autorretratos dando enfoques diferentes e innovadores de su propia imagen.

Marianne Brandt falleció el 18 de junio en 1983 en Kirchberg, Alemania, a los ochenta y nueve años de edad.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario