Zygmunt Bauman, autor de la modernidad liquida

Nació el 19 de noviembre de 1925 en Polonia y falleció el 9 de enero de 2017 en el Reino Unido a la edad de 91 años.

La familia de Zygmunt era de origen humilde y judío, por eso cuando la ocupación nazi llegó a Polonia su familia escapó hacía la URSS donde Zygmunt se alistaría en el primer ejercito polaco dirigido por los soviéticos. Durante un tiempo estuvo trabajando para la milicia, hasta que regresó a Polonia y comenzó su carrera como profesor de filosofía y sociología en la Universidad de Varsovia.

En 1968 se vio forzado a abandonar Polonia, pero siguió ejerciendo como profesor en universidades de Cánada, EEUU y finalmente el Reino Unido donde permanecería la mayor parte del tiempo. Bauman impartió cátedra en diversas universidades. Pero donde fue jefe de departamento e hizo una carrera como catedrático fue en la Universidad de Leeds en Inglaterra.



Esta corriente trajo consigo una visión naturalista de las cosas pasando de representaciones bidimensionales típicas de la Edad Media a una escultura exenta de bulto con una perspectiva tridimensional, esto ayudó realmente a ver el cuerpo humano como es y las proporciones correctas del mismo, aún tiene una gran reminiscencia de la escultura clásica (griega y romana) y funciona como complemento a la arquitectura en un conjunto de símbolos (junto con la pintura) que buscaban atraer a los analfabetos religiosos a las puertas de la fe verdadera, quizás la adecuación más importante conforme a la escultórica clásica es la adhesión de telas y vestimentas a las esculturas.

A partir de la década de los 90 el prestigio y la influencia de Bauman fue creciendo. En temas de modernidad y antiglobalización es un de los teóricos más importantes. Sus publicaciones son un referente para el pensamiento contemporáneo y sigue estando dentro de los teóricos más vanguardistas. Después de su separación de la Universidad de Leeds empezó su periodo más prolífico en lo que se refiere a la redacción de sus libros. Su obra esta compuesta de 57 libros y cientos de ensayos. Bauman murió a los 91 años en Inglaterra el 2017.

Pensamiento de Bauman

El pensamiento de Bauman está caracterizado por la modernidad líquida. En esto Bauman fue muy crítico con la sociedad actual. De este concepto se deprenden varios textos como la modernidad líquida, el amor líquido y el último publicado: la maldad líquida.

Bauman usa la metáfora del estado líquido de la materia para referirse a sus atributos tales como maleabilidad, adaptación al entorno y poca estabilidad. Este concepto lo contrasta con la modernidad solida.

Lo solido hace referencia a una estructura perfectamente establecida. Donde los valores son claros, las metas a corto, media y largo plazo tienen una ruta trazada. Los principios que rigen la sociedad son transparentes y en general se habla de una sociedad que aunque parezca rígida, es solida y se puede predecir.



Por el contrario la modernidad líquida tiene bastantes problemas. Por una parte tiene el factor de la globalización. Aunque la globalización trajo consigo la apartura del internet y otros beneficios también rompió con lo solido que menciona el autor. Los valores, las normas éticas se vieron trastocadas por los intercambios culturales dejando desprovistos a los individuos frente a un mundo cada vez más amplio.

Por otro lado el culto a la juventud y la felicidad que se inició por redes sociales y otros medios ha puesto en jaque a la identidad y los valores del individuo.

De estos fenómenos sociales surge la idea de la modernidad líquida y le amor líquido. Algo que no es estable, es descartable, muta, se reinventa, abandona con facilidad y sobre todo no se detiene a pensar en la otredad. En el plano amoroso el fenómeno más común es el ghosting.

Aportaciones

Aportaciones al pensamiento contemporáneo

Bauman, como teórico de la modernidad dejó muchas verdades incomodas. Sus estudios sobre el antisemitismo dejaron un nuevo panorama para analizar la estratificación social.

Otro aporte importante es la modernidad líquida y su relación con el individuo en una sociedad cada vez más fragmentada y hedonista.

A esto podemos sumar el aporte de su crítica al consumismo. Donde surge la nueva pobreza. Un mundo hedonista donde se le rinde culto al estilo de vida de los ricos y famosos y los que no pueden acceder a esos parámetros de consumo son rechazados, estigmatizados y obligados a vivir en su perpetua falta.

Libros de Bauman

1972: Entre clase y elite: La evolución del movimiento laborista británico.
1973: Cultura y Praxis.
1976: Socialismo: La utopía activa.
1976: Avances y Crítica Sociológica. Un ensayo del sentido común y la emancipación
1978: Hermenéutica y ciencias sociales: Acercamientos a una praxis del conocimiento.
1989: Modernidad y holocausto
1990: Paradoja de la asimilación
1990: Para qué sirve un sociólogo
1991: Modernidad y ambivalencia
1993: Ética posmoderna
1998: Trabajo, consumismo y la nueva pobreza.
1998: Globalización: Las consecuencias en la humanidad.
2000: Modernidad Líquida
2001: LA sociedad individualizada.
2003: Amor Líquido
2003: Ciudad del miedo, ciudad de esperanza.
2005: Vida líquida
2006: Miedo Líquido
2006: Tiempos líquidos: Viviendo en la era de la incertidumbre.
2007: Vida de consumo
2008: El arte de la vida.
2011: Daño colateral: Inequidad social en un mundo globalizado
2011: Cultura en un mundo moderno y líquido.
2013: ¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos?
2017: Retro topia.

Amor líquido

El libro más popular de Bauman sin duda. Este libro aborda los problemas de relacionarse en la época de las redes sociales, la búsqueda de la gratificación instantánea y la falta de una estructura social. Es decir, el amor en épocas de la modernidad líquida.

El autor comienza con la facilidad que implica enamorarse y desenamorarse. Con las redes sociales es muy simple seguir el proceso de abrir una ventana y cerrar otra. Con redes incluso dedicadas a eso como Tinder hay un sin fin de oportunidades para abrir nuevos comienzos sin necesidad de cerrar otros.

De ahí surgen otros problemas modernos como el ghosting. No es necesario dar explicaciones a la persona de porque no fue suficiente en la relación que apenas comenzaba. Basta con cerrar la ventana del chat y bloquear a la persona para evitar el contacto. Pero del otro lado de la ventana, la persona descartada, se queda en un mar de dudas, y principalmente la pregunta de porque es insuficiente para el otro. Duda que no tendrá respuesta y dañará su autoestima.

Debido a la modernidad líquida donde todo consumo es instantáneo y descartable, pasa lo mismo con las relaciones humanas. Se vuelven descartables, el individuo queda encerrado en una burbuja de superficialidad donde es incapaz de amar al otro.

Esto también esta relacionado con los efectos de la modernidad líquida. Antes el individuo con su moral solida estaba obligado a amar al prójimo, aceptarlo en su condición de falta, de diferente. Con el avance de líquido en la sociedad esos valores flaquearon y ahora ya no hay un brújula que indique como detenerse a mirar hacía el otro.

El salto de fe que presuponían algunos valores de la antigua modernidad solida hoy en día están siendo cuestionados o en desuso. Dejando solo al individuo.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario