El Arte Gótico

El origen del Arte Gótico se da en Europa Occidental (Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Liechteinstein, Luxemburgo, Mónaco, Países Bajos y Suiza), el auge de esta corriente artística data de finales de la Edad Media y se extiende en el tiempo hasta el Siglo XV cuando es superado por el movimiento renacentista, en los 3 siglos de existencia y boga de este arte se crearon hermosos ejemplos que nos hablan un poco de las generalidades del Gótico alrededor del mundo. Existen ciertas variaciones regionales de acuerdo al lugar donde se edificaron sus monumentos o se realizaron sus pinturas, el Gótico más puro se considera el francés ya que la parte vieja de la “Ciudad Luz” Paris, está construida con este tipo de arquitectura, arquitectónicamente el estilo Gótico trata de una extavaganza basada en dos contextos: la religión y la educación, es por esto que las grandes Catedrales y Universidades europeas que se fundaron entre los Siglos XII y XV cuentan en su gran mayoría con esta imponente arquitectura.

Características

Las dos principales características de la arquitectura Gótica son la altura de sus muros conjugada con la poca anchura de las naves catedralicias y el uso de vitrales y grandes ventanales para dotar de una iluminación natural la nave principal de los edificios (apoyados en uso de velas para ciertos lugares) que encuentran un fundamento historiográfico en los escritos del teólogo bizantino Pseudo Dionisio y se comenzaron a separar otras bellas artes (como la pintura o escultura) para apoyar y fortalecer esta corriente que nació principalmente para cubrir las necesidades arquitectónicas, aunque existen algunas obras arquitectónicas de carácter civil, el Gótico se conoce como el estilo más propio de conjuntos religiosos del Siglo XII al XV en Europa Occidental.

La gran mayoría de Catedrales Góticas tienen una nave en forma de Cruz Latina con ábsides ricamente decorados y que se encuentran virados rumbo al este, en la concepción Gótica la luz juega un papel preponderante en la concepción teogónica ya que se considera el estado más puro de la materia que se ubica como un punto de relación con lo sagrado o lo divino, esto se utiliza para que mediante el contraste con las sombras algunos elementos de la arquitectura literalmente graviten o desaparezcan a los ojos del observador volviéndolos sagrados y pareciendo que desaparecen entre los rayos de luz natural. La altura de los muros le da una sensación de profundidad a las filtraciones de luz que iluminan el interior de los edificios, como tal, la primera construcción Gótica se encuentra en Francia (por lo que se considera al país galo como el creador de este tipo de corriente), la Basílica de la Abadía Real de Saint Denis fue construida durante el gobierno de Luis VII de Francia a mediados del Siglo XII.



Escultura Gótica

Esta corriente trajo consigo una visión naturalista de las cosas pasando de representaciones bidimensionales típicas de la Edad Media a una escultura exenta de bulto con una perspectiva tridimensional, esto ayudó realmente a ver el cuerpo humano como es y las proporciones correctas del mismo, aún tiene una gran reminiscencia de la escultura clásica (griega y romana) y funciona como complemento a la arquitectura en un conjunto de símbolos (junto con la pintura) que buscaban atraer a los analfabetos religiosos a las puertas de la fe verdadera, quizás la adecuación más importante conforme a la escultórica clásica es la adhesión de telas y vestimentas a las esculturas.

Una vez que en Francia comenzó a existir la escultórica como elemento central de los conjuntos religiosos, esta corriente penetró en toda Europa occidental y la influencia del arte francés comenzó a tomar una importancia que hasta la fecha se ha mantenido a nivel mundial, en Italia, Alemania y España la presencia de arte Gótico basado en las reglas francesas es impactante, quizás el escultor Gótico más afamado sea Claus Sluter que aunque nació en los Países Bajos dejó una huella imborrable en Francia y en el mundo mediante la exposición de esta escultórica.

Pintura Gótica

La pintura Gótica apareció hasta la segunda centuria del siglo XII (50 años después de la arquitectura y escultura), realmente son pocas las diferencias con el predecesor románico y es que para este momento la pintura se vuelve más oscura y lúgubre (característica central de la pintura Gótica), siguiendo el ejemplo de la escultura, en la pintura se intenta amplificar el grado de realismo y naturalismo de las piezas. El gran reto de la pintura Gótica fue el de humanizar y no tanto divinizar a los Santos y personajes de la liturgia católica que a los ojos del ser humano mundano parecían intocables e inalcanzables y dotándolos de emociones y sentimientos en sus rasgos físicos y faciales. La pintura Gótica presenta 4 exposiciones principales en frescos, vidrieras, pintura sobre tabla y miniaturas.

Corriente Gótica en México

En México la arquitectura Gótica se ve alterada en algunos puntos muy básicos y se le da el nombre de Neogótico, la Catedral de Guadalajara es una impresionante construcción que impone a la vista debido a su par de agujas neogóticas que coronan sus torres, uno de los pocos ejemplos de este tipo de arquitectura en el país, como la mayoría de las grandes Catedrales de México, ha sufrido muchas alteraciones a través de la historia, las últimas adecuaciones son de 1849, después de que su cúpula y torres cayeran debido al sismo de 1818, la consagración está realizada a la Asunción de María Santísima que fue otorgada por el Papa Pio XII, las hermosas torres fueron construidas por el arquitecto Manuel Gómez Ibarra justo después de la procesión d Corpus Christi, los cuatro ángulos de las torres tienen un espacio hueco ocupado por ménsulas invertidas con luceras elípticas en cada tablero, a partir de ahí empiezan los remates piramidales que se recubrieron con azulejo de Sayula, se ven también cuatro medallones con las armas de la iglesia que van flanqueados por cuatro pináculos, rematando las torres dos cruces griegas de hierro.

Nos enfocaremos en el Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento, edificio reconocido como la obra máxima de este estilo arquitectónico en México, los vitrales son franceses obra de los hermanos Jaques y Gerard Degusseau de Orleans, la nave central fue construida con grandes bloques de piedra labrada, las puertas de dos hojas son de madera de granadillo, la fachada central cuenta con tres tímpanos fabricados en Italia dentro de los talleres vaticanos, en cada uno de estos tímpanos se encuentran el Cordero Pascual, San Tarsicio y San Píop X. el reloj es alemán con cuatro carátulas iluminadas y un carrillón que cuenta con 25 melodías diferentes, los arcos ojivales son distintivos de la arquitectura Neogótica, algo también distintivo es la altura y lo angosto de las construcciones, generalmente este tipo de edificios van techados con bóvedas de crucerías, soportados por contrafuertes transversales y quizás lo más llamativo, agujas o pináculos en sus torres, lo que extiende el cuerpo unos metros más de los que tiene la bóveda central. Se necesitaron 75 años para su construcción que inició en 1897, Don Porfirio Díaz encargó la construcción del Templo al arquitecto mexicano Salvador Collado que construyó también el primer puente en México (Puente de Arcediano) ubicado en la Barranca de Oblatos, la construcción se detuvo durante la Revolución mexicana y se retomó hasta 1927 cuando el arquitecto Ignacio Díaz Morales retomó el proyecto original.



Existen pocos ejemplos de arquitectura Gótica o Neogótica en México pero los presentes se consideran parte del grupo de edificios más bellos del país entre los que destacan La Catedral de Guadalajara, El Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento (Guadalajara), El Santuario Guadalupano de Zamora (Michoacán), La Catedral de Tepic (Nayarit), La Parroquia de San Miguel Arcángel (San Miguel de Allende Guanajuato), El Templo Salesiano de María Auxiliadora de Morelia y la Catedral de Matehuala San Luis Potosí.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario