Arquitectura, Concepto e Historia

Debido a que la arquitectura es un reflejo de las necesidades, los valores y los intereses de las distintas sociedades humanas durante la historia, también es una importante manifestación cultural que nos permite entender la manera en que el ser humano se ha relacionado con su entorno a lo largo del tiempo.

Qué es Arquitectura:

La arquitectura es una disciplina que se rige por un conjunto de principios técnicos y estéticos, donde la belleza de la construcción debe encontrarse en equilibrio armónico con su funcionalidad y utilidad.

Como arquitectura también se denomina el conjunto de obras, edificios o monumentos, bien sean de un autor: “La arquitectura de Le Corbusier fue la más influyente del siglo XX”; de una técnica o estilo: la arquitectura griega, gótica, barroca, maya, etc.; de un país: la arquitectura mexicana, española, argentina; o de un periodo específico: la arquitectura contemporánea, moderna, renacentista, etc.



En el lenguaje cotidiano, se puede emplear el concepto de arquitectura para hacer referencia a la estructura o disposición de los elementos que conforman algo, por ejemplo: “La arquitectura de este mueble es muy endeble”.

Historia de la arquitectura

El primer tratado sobre saberes arquitectónicos proviene del siglo I a.C. y se trata de Architectura del romano Vitruvio. Sin embargo, el empeño por fabricar estructuras y ambientes hermosos, útiles y duraderos precede con creces a dicha época de la humanidad. Las grandes obras de las culturas antiguas que hoy en día sorprenden por su hechura, como las pirámides de Egipto, las ciudades de piedra mesoamericanas, los templos de la antigüedad grecorromana o los habitáculos cristianos de Capadocia, son apenas algunas pruebas de ello.

La arquitectura antigua, medieval y moderna exhibe los métodos y tendencias estéticas de las distintas culturas que le dieron origen. Por ejemplo, la arquitectura medieval europea trasluce el dominio de la religión cristiana y el oscurantismo, mientras que la renacentista deja ver el empeño renovador y rupturista que predominó en la época.

Posteriormente, con la llegada de la industrialización y el descubrimiento de nuevos materiales, la arquitectura daría un salto enorme hacia adelante y se nutriría de nuevos saberes y tecnologías, lo cual daría durante el siglo XX inicio a una verdadera explosión urbana y arquitectónica a lo largo y ancho del mundo, y a la aparición de estilos totalmente originales de arquitectura, desvinculados con la tradición y el patrimonio construido.



Tipos de Arquitectura

Se puede estudiar y clasificar la arquitectura desde numerosos puntos de vista, como el histórico, el cultural o funcional. A grandes rasgos, definamos las siguientes tres clasificaciones:

Según su funcionalidad Es decir, según el cometido con que se edifica.

Arquitectura religiosa: Aquella cuyas obras tienen funciones de adoración, como las iglesias, los templos, los monumentos místicos, etc.

Arquitectura militar: Aquella que se propone edificaciones de uso estratégico, táctico o defensivo, como son los castillos, las murallas, los cuarteles, etc.

Arquitectura civil: Aquella que concibe estructuras y espacios para el uso de los ciudadanos de a pie: desde casas y edificios, hasta plazas y monumentos cívicos o espacios culturales (teatros, bibliotecas, escuelas, etc.).

Según su técnica de construcción Esto es, según el criterio que rige la construcción.

Arquitectura estilística o histórica: Aquella que se conecta con la tradición de la que proviene y que ha producido piezas tradicionales, duraderas, empleando métodos e imaginarios heredados.

Arquitectura popular: Construcciones hechas por la propia gente, como artesanos o personas de poca instrucción, empleando materiales naturales y por lo general sin mayores aspiraciones de grandeza.

Arquitectura común: Aquella realizada por profesionales del área obedeciendo a un criterio meramente pragmático, es decir, de uso y funcionalidad, sin tomar en cuenta mayormente una tradición arquitectónica.

Según su período histórico Pueden nombrarse tantos estilos arquitectónicos como momentos y contextos históricos hubiere, es decir, cientos de ellos. En Occidente, los tres más reconocibles son:

Arquitectura romana: Aquella propia del Imperio Romano y su herencia griega, se caracterizó por una gran funcionalidad y lógica, que no dejaba de lado los motivos de su importante mundo religioso.

Arquitectura barroca: Caracterizada por la gran abundancia de detalles y ornatos, es propio de los siglos XVI y XVII en Europa y América Latina.

Arquitectura neoclásica: Típico del siglo XVIII europeo, representó un retorno a los valores clásicos de la antigüedad grecolatina, de la mano de la recién descubierta fe en la razón y la ilustración humana.

Máximos exponentes de la Arquitectura

Antoni Gaudí, España, 1852-1926

Es sin duda uno de los arquitectos más famosos del siglo XX, este prolífico arquitecto es el máximo exponente del modernismo, un movimiento que se caracteriza por su color, sinuosas curvas y motivos de inspiración orgánica.

Obras como La Sagrada Familia, Barcelona, España, 1882-Inacabada y la Casa Batlló, Barcelona, España, 1877 son dos de sus más grandes trabajos.

Walter Gropius, Alemania, 1883-1969

Una de sus aportaciones al mundo de la arquitectura es construir a lo alto en las grandes ciudades, crear grandes bloques de viviendas para solucionar los problemas sociales y urbanísticos.

Podemos apreciar sus magníficos y conocidísimos ejemplos de su trabajo: la Torre PanAm (MetLife en la actualidad), Nueva York, Estados Unidos, 1958–63 y los Archivos de la Bauhaus, Berlín, Alemania, 1976-1979.

Ludwig Mies van der Rohe, Alemania, 1886- 1969

Es otro de los arquitectos famosos de la Bauhaus, de la cual fue también director, fue decano de la escuela de arquitectura de Chicago, durante su exilio en Estados Unidos.

Una de sus obras icónicas es el edificio Seagram en Nueva York, considerado la máxima expresión del estilo internacional. La Casa Farnsworth en Illinois, Estados Unidos, 1951 y El Pabellón Alemán para la exposición Internacional de Barcelona, España, 1929, son sus dos trabajos más conocidos.

Philip Johnson, EE. UU, 1906- 2005

La obra más famosa de Johnson es probablemente la Casa de Cristal (Glass House), en Connecticut. Es un edificio de planta baja, con una esbelta estructura metálica, sin paredes divisorias y con una fachada enteramente de cristal, una clara herencia de su colega Mies.

Richard Meier, Estados Unidos, 1934

Es un arquitecto estadounidense galardonado por el premio Pritzker y la Medalla de Oro de American Institute of Architects. Sus obras se han centrado principalmente en museos, grandes mansiones, templos y oficinas, en los que destaca la luz de sus espacios y el uso del color blanco, en donde los espacios armonizan con la naturaleza circundante. Sus obras más conocidas son The Getty Center, Jubilee Church, Douglas House, entre otras.

Ricardo Legorreta Vilchis, 1991 – 2011

Su arquitectura es regional y responde a las necesidades de su entorno cultural. Sus obras más reconocidas son el Hotel Camino Real y el Museo del Niño de la Ciudad de México, el Museo de Arte Contemporáneo y la torre Legorreta de Nuevo Sur en Monterrey.

Norman Foster, Reino Unido, 1935

Su primer trabajo de importancia en España fue la Torre de comunicaciones de Collserola en Barcelona 1991, puesta en marcha con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992. Pero destaco otro trabajo español como el Metro de Bilbao, España (1988 – 1995, 1992 – 2004) y la Torre 30 St Mary Axe en Londres, Reino Unido, 2001-2003.

César Pelli, San Miguel de Tucumán, Argentina, 1926

Su obra más famosa la constituyen las Torres Gemelas Petronas, en Kuala Lumpur, que desde 1998 y hasta mediados de 2003 fueron los edificios más altos del mundo. También destacan World Financial Center Nueva York. Pacific Design Center en Hollywood, Torre de Cristal Madrid, Torre YPF en Buenos Aires Argentina, La Torre Cajasol en Sevilla, La Torre Unicredit en Milán, BOK Center EE.UU.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario