Aku no hana (Las flores del mal).

“Amamos a las mujeres en la proporción con que nos son extrañas”

C. Baudelaire
“No pretendo que la alegría no pueda ser ser asociada a la belleza, pero digo que la alegría es uno de los ornamentos más vulgares; mientras que la melancolía es, por decirlo así, su ilustre compañera, a tal punto que no concibo una forma de belleza donde no exista la desdicha”

C. Baudelaire

Aku no hana es un siniestro anime basado en el manga del mismo nombre, un digno tributo a las flores del mal, antología poética del demonio francés Charles Baudelaire, el objetivo de este artículo no es dar una reseña exacta de lo que sucede en los escasos 13 capítulos que componen esta maravillosa y oscura experiencia porque esto solo arruinaría la bomba de emociones que detonan al deleitarnos con esta obra de arte, solo quiero compartir mi experiencia al verlo y que esta les sirva de introducción para que los amantes y no amantes del anime se atrevan a sumergirse en este apasionado thriller psicológico.

La primera impresión fue de una fuerte decepción al ver que los personajes son más realistas de los que estoy acostumbrado a ver en la animación japonesa pero me decidí a darle una oportunidad porque es un tributo al gran mago de las letras Baudelaire a quien no faltara oportunidad de leer sus oscuros versos durante los diálogos de la trama, donde un joven de nombre Takao Kasuga evade la realidad sumergiéndose en la lectura de diversos autores de alma oscura entre los cuales destacan Robert Burton, Georges Bataille, Tatsuhiko Shibusawa, Sakutarō Hagiwara y su favorito charles Baudelaire, el conocimiento literario que tiene a su corta edad lo hace sentirse diferente y superior a sus compañeros dándole un aire intelectualoide, Kasuga está enamorado de la idealizada Nanako Saeki quien va representar el amor puro y bondadoso, un amor “desexualizado” y perfecto que solo puede compararse con la devoción a una imagen religiosa o el amor a su propia madre con quien no faltara oportunidad de comparar con la virginal Nanako, eso es lo que va a pensar nuestro apasionado personaje hasta encontrarse con Sawa Nakamura, una joven solitaria y notablemente perturbada quien va a representar la esencia pura del “mal, de la perversión y lo prohibido” quien despierta en el joven la oscuridad y la excitación, la desesperación y el sufrimiento, llevándolo a explorar los deseos más ocultos, así es como en la mente de Kasuga se va a pelar una cruel y sangrienta batalla entre “El bien” y el “Mal”, nuestro protagonista pasara por un duelo por la pérdida de la inocencia infantil y recibirá de forma siniestra y extraña la madurez y el despertar sexual.



¡Aku no hana, un anime precioso! Estimulante, sabroso.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario