Camus y Sísifo

Biografía

Primeros años de vida

Albert Camus nació el 7 de noviembre de 1913 en Mondovi, la Argelia dominada por los franceses en ese entonces. La familia de Camus, era muy pobre, se dedicaban al trabajo de campo, aunque eran de origen francés, su padre vivía en Argelia ya que había huido de la adhesión de Alsacia al territorio alemán. Al poco tiempo de nacer el padre de Albert fue muerto en la guerra. Dejó a su madre con un niño de un año. La madre de Camus sin recursos, fue a vivir con su madre. La infancia de Camus estuvo marcada por la pobreza. Durante mucho tiempo no tuvo contactos con libros ni revistas. Fue gracias a la beca francesa de apoyo a los exiliados por la guerra que pudo ingresar a estudiar la primaria. En esos primeros años recibió tanto apoyo de sus profesores que Camus quedaría agradecido toda su vida.

Vida Adulta y profesional

Una vez que terminó sus estudios básicos continuó estudiando en Argel, terminó sus estudios en Filosofía y Letras, trató de ser profesor e ingresar al ejercito. De ambos fue rechazado debido a su salud. Desde niño había padecido tuberculosis y eso fue el motivo de que lo rechazaran. Al final se unió al Alger Républicain donde colaboró como corresponsal. Empezó a escribir desde muy joven, en 1932 sus primeros trabajos para el Alger fueron publicados. Posteriormente, con la Segunda Guerra Mundial y con la proliferación de los partidos comunistas en Europa, Camus se unió al partido comunista francés. Por esos años aunque Camus estaba a favor del estado francés y su intervención en Argelia no pasaba por alto los problemas sociales y económicos que vivía su país natal. Durante la guerra Camus experimento un desacuerdo con el partido comunista y se separó del partido. Siguió escribiendo, publico su primera novela El extranjero en 1942, y trabajando como corresponsal. Una de sus colaboraciones más conocidas de ese tiempo es Combat. La revista que dirigía Pascal Pia, fue dejada a cargo de Camus durante un tiempo debido a que Pia era llamado a fungir con otras funciones dentro de la resistencia francesa contra la ocupación Nazi. Al mismo tiempo en 1943 trabajó para la prestigiosa editorial Gallimard como lector de textos. Cuando la guerra terminó y los alemanes abandonaron Francia, continuó con la publicación de Combat, siguiendo el corte de izquierda que denunciaba las injusticias y perseguía la libertad.



En 1947 publicó su segunda novela. La peste. Al siguiente año conoce al anarquista Andre Prudhommeaux y comienza su incursión y apoyo a los movimientos anarquistas y libertarios que se estaban creando en América Latina, el caribe, Europa y África. En 1956 regresó a Argel, la tierra que lo vio crecer. Leyó un discurso en el que solicitaba una tregua entre población civil y ejercito francés, no podía desprenderse de una dualidad que le hacía ver las necesidades y los problemas de los argelinos pero por otro lado tenía su simpatía hacia su patria francesa. Este discurso le trajo mucho odio por parte de la población argelina que lo vituperaba y lo maldecía.

Camus murió el 4 de enero de 1960 en un accidente automovilístico. Hay especulaciones de que fue un asesinato político por todo su apoyo al anarquismo y los movimientos de liberación. Pero no hay nada confirmado.

Obras

Novelas

• 1942: El extranjero
• 1947: La peste
• 1956: La caída
• 1971: La muerte feliz, póstuma;
• 1995: El primer hombre póstuma; Inconclusa.

Cuentos

• 1957: El exilio y el reino. Contiene los cuentos: "La mujer adúltera", "El renegado o un espíritu confundido", "El hombre silencioso", "El invitado", "Jonás o el artista en el trabajo" y "La piedra que crece".

Teatro

• 1944: Calígula
• 1944: El malentendido
• 1947: El impromptu de los filósofos
• 1948: El estado de sitio
• 1950: Los justos

Ensayo y no Ficción

• 1935: Metafísica cristiana y neoplatonismo • 1936: Rebelión en Asturias • 1937: El revés y el derecho • 1938: Bodas • 1939: Los cuatro mandamientos de un periodista libre • 1942: El mito de Sísifo • 1943-1944: Cartas a un amigo alemán • 1946: La crisis del hombre • 1946: Ni víctimas ni verdugos • 1948: ¿Por qué España? • 1948: El testigo de la libertad • 1951: El hombre rebelde • 1953: El desierto viviente

Obras destacadas:

Mito de Sísifo

El mito de Sísifo es una obra eje en el trabajo de Camus, en esta obra además de explorar sobre su relación con el existencialismo, (aunque fue una etiqueta que siempre negó). En esta lectura hay una clara relación con el nihilismo que es característico de los teóricos existencialistas.

Este nihilismo o falta de sentido en la vida lo vierte en la metáfora del personaje de la mitología griega: Sísifo, que es castigado eternamente a empujar una piedra colina arriba, solo para verla caer y empezar de nuevo. Sísifo fue castigado por sus osadías contra los dioses, ese castigo, el saber que su trabajo era infructuoso y repetitivo era el peor castigo para un ente pensante como Sísifo. Camus, dice que los seres humanos somos como este personaje. Empujamos una piedra sin cesar y sin un sentido. Obviamente no lo hacemos consciente todo el tiempo. Pero cuando ese acto se vuelve consciente, cuando nos damos cuenta de que nuestra vida es repetitiva y vacía es cuando nos asalta el absurdo.

El absurdo, es el paso perfecto para ser libres. Ya que siendo conscientes de que la vida no tiene sentido y es absurda las decisiones que tomemos pueden ser dirigidas por nuestros deseos. Sin duda su pensamiento del absurdo es muy parecido al existencialismo de francés Jean-Paul Sartre. Pero Camus incluso tuvo un desacuerdo con Sartre debido a su colaboración con el anarquismo y su rechazo del marxismo que Sartre defendió casi toda su vida.

Aquí hay un audiolibro del ensayo de Camus



  • Y aquí otra explicación que puede ser útil.

  • Frases

    1. Nadie se da cuenta de que algunas personas gastan una energía tremenda simplemente para ser normales.
    2. Quien no da nada, no tiene nada. La mayor desgracia es no saber amar.
    3. Donde no hay esperanza, debemos inventarla.
    4. Encuentra tu felicidad en ti mismo.
    5. No es humillante ser infeliz. El sufrimiento físico a veces es humillante, pero el sufrimiento del ser no puede ser, es la vida.
    6. Hay causas por las que vale la pena morir, pero ninguna por la que valga la pena matar.
    7. La vida es una suma de todas tus elecciones. Entonces, ¿qué estás haciendo hoy?
    8. No puedes crear experiencia. Debes sufrirla.
    9. El hombre es la única criatura que se niega a ser lo que es.
    10. No hay sol sin sombra, y es esencial conocer la noche.
    11. La vida no tiene sentido, pero vale la pena vivir, siempre que reconozcas que no tiene sentido.
    12. Las cuatro condiciones de la felicidad: vida al aire libre, el amor por otro ser, la ambición de libertad y la creación.
    13. Si no creemos en nada, si nada tiene algún significado y si no podemos afirmar ningún valor, entonces todo es posible y nada tiene importancia.
    14. El mal que está en el mundo casi siempre proviene de la ignorancia, y las buenas intenciones pueden causar tanto daño como la malevolencia si carecen de comprensión.
    15. Si algo me va a pasar, quiero estar allí.
    16. Si aquellos a quienes comenzamos a amar pudieran conocernos como estábamos antes de conocerlos, podrían percibir lo que han hecho de nosotros.
    17. El propósito de un escritor es evitar que la civilización se destruya a sí misma.
    18. La necesidad de estar en lo correcto es el signo de una mente vulgar.
    19. Siempre llega un momento en que uno debe elegir entre la contemplación y la acción. Esto se llama convertirse en un hombre.
    20. Aquellos que carecen del coraje siempre encontrarán una filosofía para justificarlo.
    21. La vida es la suma de tus elecciones.
    22. Veo a muchas personas morir porque juzgan que la vida no vale la pena vivirla. Veo a otros morir paradójicamente por las ideas o ilusiones que les dan una razón para vivir (lo que se llama una razón para vivir es también una excelente razón para morir). Por lo tanto, concluyo que el significado de la vida es la pregunta más urgente.
    23. Solo sé de un deber, y eso es amar.
    24. Nunca podrás experimentar todo. Entonces, por favor, haz justicia poética a tu alma y simplemente experiméntate a ti mismo.
    25. Es el trabajo de pensar que la gente no está del lado de los verdugos.
    26. Créanme que no existe el gran sufrimiento, la gran pena, la gran memoria… todo está olvidado, incluso un gran amor. Eso es lo triste de la vida y también lo maravilloso de eso.
    27. La verdadera generosidad hacia el futuro está en darlo todo al presente.
    28. El hábito de la desesperación es peor que la desesperación misma.
    29. El bienestar de las personas siempre ha sido la coartada de los tiranos.
    30. El trabajo de un hombre no es más que este lento viaje para redescubrir, a través de los desvíos del arte, esas dos o tres imágenes grandes y simples en cuya presencia se abrió por primera vez el corazón.
    31. Un hombre es más un hombre a través de las cosas que se guarda a sí mismo, que a través de aquellas que él dice.
    32. No es el mundo lo que es absurdo, ni el pensamiento humano: lo absurdo surge cuando la necesidad humana de entender se encuentra con la irracionalidad del mundo, y cuando el apetito por lo absoluto y por la unidad, se encuentra con la imposibilidad de reducir este mundo a un principio racional y razonable.
    33. El hombre no puede prescindir de la belleza, y esto es lo que nuestra época pretende ignorar.
    34. Básicamente, en el fondo de la vida, que nos seduce a todos, solo hay absurdo y más absurdo. Y tal vez eso es lo que nos da nuestra alegría de vivir, porque lo único que puede vencer al absurdo es la lucidez. 35. Si se adapta a lo que la mayoría de nuestra sociedad quiere, el arte será una recreación sin sentido.
    36. El amor es el tipo de enfermedad que no perdona a los inteligentes ni a los tontos.
    37. La ociosidad es fatal solo para los mediocres.
    38. Pero no es fácil. Lo he estado pensando durante años. Mientras nos amábamos no necesitábamos palabras para hacernos entender. Pero la gente no ama para siempre. Llegó un momento en que debería haber encontrado las palabras para mantenerla conmigo, pero no pude.
    39. No hay vergüenza en preferir la felicidad.
    40. La ficción es la mentira a través de la cual decimos la verdad.

    Quizás te pueda gustar

    Deja un comentario